Fundador:
Miguel R. Valladares García

Lunes 22 diciembre 2014

Pacquiao llora durante entrevista televisiva, por derrota

EFE

El filipino Manny Pacquiao reconoció que estaba consciente de que llegaría el día de una derrota contundente en su carrera deportiva y lo acepta, sin embargo, le dolió mucho observar a su pueblo y fans tristes por el nocaut que le impuso el mexicano Juan Manuel Márquez el pasado sábado en el MGM Grand de Las Vegas.

Entrevistado en el popular programa filipino “Unang Hirit” a través del sistema Skype, Manny mostró el lado familiar de su vida, acompañado de su esposa Jinkee, quien rompió en llanto cuando se le preguntó de cómo se sintió al ver a Pacquiao inmóvil durante más de un minuto tras el derechazo del “Dinamita” Márquez.

El excampeón del mundo el filipino Manny Pacquiao sufrió la pasada noche el nocáut más espectacular, dramático y frustrante de su brillante carrera boxística al caer fulminado a la lona un segundo antes de que finalizase el sexto asalto de la cuarta pelea revancha que disputó contra el mexicano Juan Manuel Márquez.

Pacquiao, de 33 años, reconoció que lo sucedido forma parte del deporte del boxeo y como tal había que aceptarlo.

“No tuve la suficiente precaución ante un rival nada fácil como ya ha demostrado en los 42 asaltos que hemos disputado desde el pasado 2004″, comentó Pacquiao. “Hice lo mejor sobre el cuadrilátero, pero esto es el deporte del boxeo. Esto es deporte”, aseveró.

Pacquiao, que se llevó una bolsa de 25 millones de dólares tras encajar la segunda derrota consecutiva después de que el pasado mes de junio también perdiese con el estadounidense Timothy Bradley, explicó que había realizado una buena pelea hasta que Márquez le colocó la derecha demoledora que lo dejó nocáut.

“Dominaba la pelea y le había alcanzado varias veces con golpes potentes en los dos últimos asaltos, pero buscaba el golpe el definitivo y nunca pensé que yo fuese el que lo recibiese”, señaló Pacquiao, que cayó a la lona a pocos metros donde se encontraba viendo la pelea el excandidato presidencial republicano Mitt Romney y su esposa Ann.

Tanto Márquez (55-6-1, 40 KO) como Pacquiao (54-5-2, 38 KO) se cayeron en el tercero y quinto asalto, pero el púgil filipino reconoció que la primera la había superado sin problemas.

“Fue un buen golpe a la contra, pero tuve la capacidad para recuperarme sin problemas y volver a tener control de la pelea. El segundo golpe, simplemente ni me lo esperaba ni lo vi”, explicó.

El preparador y entrenador de Pacquiao, Freddie Roach, también destacó la gran recuperación que tuvo su pupilo tras caer por primera vez a la lona.

“Manny (Pacquiao) reaccionó muy bien tras la primera caída, y volvió a tener el control de la pelea. Simplemente lo que sucedió después fue que tuvo un pequeño descuido, pero Márquez estaba ya muy tocado hasta que sacó el golpe definitivo”, comentó.

La gran interrogante ahora sobre el futuro de Pacquiao es si va a continuar en el boxeo y si de verdad desea una quinta pelea contra Márquez.

El que lo tiene ya muy claro es el veterano promotor Bob Arum. “Ahora pienso que si puede ser factible, aunque habrá que esperar y ver como reaccionan ambos púgiles a la propuesta”, comentó Arum, que confirmó que Pacquiao al concluir el combate acudió a un hospital local de Las Vegas para que le hiciesen un reconocimiento médico.

Arum considera que una quinta pelea podría ser tanto o más “interesante” que las anteriores y Pacquiao también lo considera de la misma manera.

“¿Por qué no?. Considero que este ha sido un buen combate, me sentía confiado que podía ganar, por eso si ellos nos dan la oportunidad de pelear otra vez, lo haremos, sin problema. Ahora voy a descansar y luego volveré a pelear”, concluyó.

Minuto a minuto