Fundador:
Miguel R. Valladares García

Miércoles 20 agosto 2014

SLP contribuyó al índice de más de 4 mil secuestros en el sexenio

El Universal

Durante la administración que concluyó, dos personas en promedio al día perdieron su libertad a manos del crimen organizado mediante alguna modalidad de secuestro.

Así lo da a conocer la División de Investigación de la Policía Federal en su Memorial Documental “Privación Ilegal de la Libertad en su Modalidad de Secuestro” 2006-2012.

El documento mediante el cual el organismo de seguridad pública busca dejar constancia de las acciones y resultados obtenidos en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón señala que entre diciembre del 2006 y septiembre del 2012, 4 mil 671 personas fueron secuestradas, según los secuestros denunciados y atendidos por esta división en el país.

La Policía Federal detalla que el mayor número de secuestros (72%) se dio en la segunda mitad del sexenio: 959 en 2010; mil 323 en 2011, y mil 93 hasta septiembre de 2012.

De hecho, la Policía Federal señala que los casos cargados en el módulo de secuestros de Plataforma México a lo largo de la administración pasada fue mayor: 5 mil 553.

El balance sexenal arroja que del total de personas que perdieron su libertad en los últimos seis años, mil 737 fueron liberadas, es decir, cuatro de cada 10 víctimas.

La Policía Federal argumenta que en el 93% de los caso de las víctimas liberadas, se aplicó el esquema de Manejo de Crisis y Negociación.

Por las diversas modalidades de secuestro empleadas por crimen organizado, el monto total de recursos económicos exigidos fue 9 mil 88.7 millones de pesos, pero sólo se pagaron 565.3 millones, debido al citado esquema empleados por la División de Investigación de la PF.

En el Memorial Documental, el organismo policiaco indica que la delincuencia organizada se ha manifestado en el país, a través de diversos delitos: “el de privación de la libertad en su modalidad de secuestro es uno de los de mayor impacto, por el daño y temor que causa en la sociedad”.

Añade que el secuestro en México es considerado como un delito grave, que se persigue de oficio y de competencia local; sin embargo es atendido por la Policía Federal cuando existe la participación de la delincuencia organizada.

Plantea que en México se realizan diversos tipos de secuestro: común, exprés, con fines de extorsión, políticos o ideológicos, virtual, entre grupos delictivos (entre ellos), simulado, desaparición forzada de personas, vinculado a disputas familiares o domésticas y con fines de explotación sexual.

Sostiene que en la medida que se logra avanzar en el combate al secuestro, se incrementan los delitos donde se ubica el origen de los secuestradores, “incluida la corrupción de las autoridades locales, mismas que brindaban protección a los delincuentes, originando altos índices de inseguridad en todo el país”.

- Vínculo con el grupo delictivo

También se ha logrado detectar que 30% de las personas que se arrestan por plagio, tiene algún vínculo con una organización delictiva.

A partir del 2010, con la restructuración de la institución y la implementación del Nuevo Modelo Policial, la actual División de Investigación transitó a un modelo cuyas labores están basadas en trabajos de inteligencia debidamente planeados, lo que permitió atender oportunamente las denuncias de secuestro, logrando durante este periodo la desarticulación de varias bandas dedicadas a este delito y el aseguramiento de sus principales líderes.

Por ello, en los últimos seis años realizó 512 operativos en los cuales se logró detener a mil 704 secuestrados, lo que ayudó a desarticular a 173 bandas dedicadas a este ilícito.

A estos delincuentes se les incautaron 224 armas cortas y 162 largas; 313 vehículos terrestres, y 3 millones 484 mil 545 pesos en efectivo.

Los informes y recopilación de datos de la Policía Federal y la Plataforma México revelan que la industria del secuestro se concentró fundamentalmente en el Estado de México y Distrito Federal, ya que de las 167 bandas desarticuladas más importantes 61 y 43 operaban en esas entidades, respectivamente.

Otros estados involucradas, con menor participación fueron Michoacán, Nuevo León, Jalisco, Guerrero, Morelos, Tamaulipas, Nayarit, Hidalgo, Veracruz, Aguascalientes, Puebla, Tlaxcala, Guanajuato, Tabasco, Quintana Roo y San Luis Potosí.

Minuto a minuto

Toda la sección