Fundador:
Miguel R. Valladares García

Martes 2 septiembre 2014

Cruzada contra el Hambre premia a municipios que votaron por EPN, según análisis

SinEmbargo.mx

El 21 de enero pasado el Presidente Enrique Peña Nieto presentó la Cruzada Nacional contra el Hambre, un ambicioso plan que busca atender a 7.4 millones de mexicanos de 400 municipios del país que viven en condiciones de pobreza extrema y carencia alimentaria. Las criticas y dudas en torno a la iniciativa pronto se dieron a conocer, sobre todo porque no contempla en su primera etapa a zonas realmente marginadas y sí incluye a ciudades que serán disputadas en los comicios que se llevarán a cabo el próximo 7 de julio en 14 estados.

El 24 de febrero Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, aseguró que hay indicios de que las intenciones de la Cruzada son electorales. El líder del Sol Azteca pidió al Gobierno federal replantear su estrategia y evitar el retorno a las “viejas prácticas” del PRI, de emplear el combate a la pobreza como una forma de “traficar” con el hambre y las necesidades de la gente.

“Los municipios que estarán en juego este año serán mil 432, de los cuales sólo 213 pertenecen a la Cruzada Nacional contra el Hambre y en muchos de ellos sólo vamos a cinco por ciento del municipio”, se defendió el 6 de marzo Rosario Robles, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), al comparecer  ante las comisiones unidas de Desarrollo Social y de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados.

Sus declaraciones fueron en defensa tanto del PRD, como a los comentarios del Partido Acción Nacional (PAN), que directamente acusó al Gobierno federal de incluir en el proyecto a más de 200 municipios que podrían resultar un gran botín político y electoral.

“Quiero dar una serie de datos muy importantes que desmienten la situación del posible uso electoral del programa, en efecto en 2013 va a haber elecciones en 14 estados; mal haríamos en decirle a la población en condiciones de hambre de estos sitios que se esperen, porque el gobierno no puede actuar por las elecciones”, señaló Robles.

Quintana Roo, Veracruz, Oaxaca, Durango, Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Tlaxcala, Baja California, Puebla, Tamaulipas, Sinaloa, Hidalgo y Coahuila, son las entidades que tendrán comicios este año.

“Los criterios con los que estamos trabajando son los del Coneval e Inegi, los municipios se desprenden de cruzar pobreza extrema con carencia alimentaria, evidentemente que los 70 programas que incluye esta estrategia tienen reglas de operación, las cuales han sido modificadas y publicadas antes del 28 de febrero, como lo marca la ley”, insistió.

Sin embargo, la misma Cruzada que alcanza a Aguascalientes y Monterrey, dejó fuera de su registro a zonas azotadas por el hambre y la marginación como Batopilas, Chihuahua, o Salina Cruz, Oaxaca.

También muchos de los municipios enlistados están bajo mandatos priistas o fueron piezas importantes en las pasadas elecciones por el número de votos que otorgaron a la coalición formada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista de México, que ganaron la Presidencia.

MUNICIPIOS PRIISTAS

Coincidencia o no, la mayoría de los 400 municipios elegidos en esta primera etapa de la Cruzada, son priistas.

Por ejemplo en Chiapas, estado del que se seleccionaron 55 municipios para el programa, cerca de la mitad están gobernados por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y 22 por el Revolucionario Institucional. Ninguno de la lista está bajo una gestión blanquiazul y ocho tienen gobiernos emanados de la coalición Movimiento Progresista.

Apenas el año pasado se realizaron elecciones en la entidad. Los ganadores fueron el PVEM y el PRI.

Un caso similar ocurre con Michoacán. Aparece en el plan con siete municipios, cuatro de ellos bajo mandatos del tricolor: Morelia, Uruapan, Zitácuaro, Hidalgo y Nocupétaro. El resto, Zamora y Maravatío, pertenecen al PAN.

La historia se repite con Tecomán, Colima; Ciudad Juárez, Guadalupe y Calvo, Morelos y Chihuahua, Chihuahua; Torreón y Saltillo, Coahuila. Todos tienen mandatos priistas.

Asimismo, algunos de los municipios de la lista destacaron en las pasadas elecciones por su preferencia priista. En el caso del primer municipio que aparece en el registro, Aguascalientes, el 1 de julio sus habitantes otorgaron 123 mil 351 votos a Enrique Peña Nieto, según datos del Instituto Federal Electoral (IFE).

En Baja California, Ensenada, Tijuana y Mexicali sumaron 446 mil 192 sufragios para el mexiquense, quien en la entidad superó a sus contrincantes Josefina Vázquez Mota del PAN, Andrés Manuel López Obrador de la coalición Movimiento Progresista, y Gabriel Quadri del Panal.

Peña también obtuvo el triunfo en Coahuila, donde Saltillo y Torreón le dieron la mayor parte de los votos en esa entidad con 120 mil 337 y 131 mil 661 respectivamente.

En Chihuahua la situación fue la misma, el PRI en alianza con el Verde Ecologista arrasó con sus opositores al contar con 566 mil 705 votos.

En Michoacán la victoria se dio con 708 mil 57 sufragios, de los cuales 140 mil 661 se otorgaron en Morelia.

LA REVISIÓN DEL PAN

A un mes de haber sido lanzado el proyecto, el Partido Acción Nacional realizó una revisión de las comunidades que se pretende beneficiar y detectaron se dio preferencia a los municipios donde se realizarán elecciones el próximo 7 de julio.

Los estados con comicios este año son Quintana Roo, Veracruz, Oaxaca, Durango, Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Tlaxcala, Baja California, Puebla, Tamaulipas, Sinaloa, Hidalgo y Coahuila.

Ante esta situación, los 114 diputados panistas colocaron cartulinas en San Lázaro con la leyenda: “No sólo en los estados donde hay elecciones hay hambre”.

De acuerdo con Acción Nacional, más de la mitad de los municipios contemplados en la Cruzada tienen un valor altamente electoral. Por ejemplo, Aguascalientes -el primer municipio de la lista- concentra el 70 por ciento de la población estatal.

En respuesta, el 27 de febrero el subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Ernesto Nemer Álvarez, rechazó que existan fines electorales en el plan contra el hambre.

En defensa de la iniciativa, el funcionario destacó que de los mil 348 municipios donde se realizarán comicios, la Cruzada sólo llegará a 213 de los 400 que se anunciaron para la primera etapa.

“A partir de los datos técnicos oficiales del Inegi y del Coneval se definieron cuatro criterios para la selección de los primeros 400 municipios en esta primera etapa, repito en esta primera etapa, y son, uno, número de personas en pobreza extrema; dos, porcentaje de población en pobreza extrema; tres, número de personas en pobreza extrema y carencia alimentaria, y porcentaje de población en pobreza extrema y carencia alimentaria”, dijo.

Por su parte, Rosario Robles dijo que el criterio de selección de dichos municipios se realizó con ayuda del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)

La Sedesol ha destacado que la Cruzada tiene cinco ejes de acción, todos sin ningún fin electoral: llegar a cero hambre, eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de peso y talla de los niños, aumentar la producción de alimentos e ingreso de los campesinos y pequeños productores agrícolas. También tiene como objetivo lograr una reducción en las pérdidas pos cosecha y de alimentos durante su almacenamiento, transporte, distribución y comercialización, y promover la participación comunitaria para erradicar el hambre.

LOS REZAGADOS

Dentro de las criticas a la Cruzada también se encuentra la exclusión de municipios con alta marginación y rezago social.

En Veracruz, uno de los casos que destaca, se incluyeron 33 de sus 212 municipios, pero muchos de ellos no son los más azotados por la pobreza.

El estado cuenta con 54 municipios considerados con “alto” rezago social, de ellos sólo 16 aparecen en la Cruzada. Pero se incluyeron Alcaldías que destacan más por su avance y desarrollo en distintas áreas que por su falta de recursos, como Xalapa, Veracruz, Tuxpan, Minatitlán y Coatzacoalcos.

En el caso de Oaxaca, de sus 570 municipios se eligieron 113, que agrupan 147 mil 400 habitantes, pero de acuerdo a cifras del Coneval con 3 millones 808 mil 600 habitantes a 2012, el estado suma 1 millón 14 mil personas con carencia alimentaria. Dentro de los que serán beneficiados se encuentran Juan Bautista Tuxtepec, Villa de Tututepec de Melchor Ocampo, San Miguel Soyaltepec, Santa María Chilchotla, San Agustín Loxicha, San Felipe Jalapa de Díaz, Santiago Juxtlahuaca, San Lucas Ojitlán, San José Tenango y la capital oaxaqueña, entre otros.

Medios locales aseguran que en la primera fase de la campaña se dejaría fuera a dos de cada tres habitantes del estado con carencia alimenticia.

Además, destacan los diarios, de los 20 municipios que cuentan con más carencias, sólo se atenderá a nueve, dejando fuera a Pinotepa Nacional, Salina Cruz, Huajuapan de León, Huautla de Jiménez, Tlaxiaco, entre otros.

También en Chihuahua ocurre esta situación. En Batopilas el 55.4 por ciento de su población, es decir, 7 mil 844 habitantes padecen extrema pobreza y 4 mil 150 sufren de carencia alimentaria. No obstante, no está en la lista de la Cruzada, en la que sí se incluyó a municipios como Ciudad Juárez.

Batopilas, al igual que Carichí y Urique -también excluidos del programa- se ubican en los últimos lugares en el Índice de Desarrollo Humano (IDH).

En contraste, en el listado se puede encontrar a urbes desarrolladas como Aguascalientes, Aguascalientes; Los Cabos, Baja California Sur; Chihuahua, Chihuahua; Guadalajara, Jalisco, y Monterrey, Nuevo León.

También se hallan Tijuana, Ensenada y Mexicali, tres grandes municipios de Baja California que representan el 85 por ciento de la población estatal, en el caso del primero de ellos, sólo 3.5 por ciento de la población vive en pobreza extrema.

Las criticas no han cesado. El pasado 5 de febrero los obispos de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Enrique Díaz, y de Oaxaca,  José Luis Chávez Botello, criticaron los objetivos de la Cruzada y la calificaron de “demagógica” y como “mera politiquería”.

Para los clérigos, los ambiciosos propósitos del proyecto no son más que “migajas” y paliativos.

“Creemos que la llamada Cruzada contra el Hambre anunciada por el Presidente Enrique Peña, puede correr el riesgo en quedar reducida a meras migajas, si no se no convoca a hacer valer cambios estructurales en la forma de gobernar”, dijo Díaz.

En tanto, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), encabezado por el Subcomandante Marcos, emitió un comunicado al día siguiente de que el Presidente Enrique Peña Nieto presentara su plan. El documento fue dirigido a “Alí Babá y sus 40 ladrones (gobernadores, jefes de gobierno y lamesuelas)” y destacaba que  “no encontramos palabras para expresar nuestro sentir sobre su Cruzada Nacional contra el Hambre, así que va, sin palabras”.

Después, aparecía el dibujo de una mano cerrada en puño con el dedo medio levantado. Luego se da lugar a tres posdatas.

“Muy mal muchach@s. Pésima coreografía y mala coordinación. Ese aplauso de los acarreados estuvo completamente fuera de tiempo, hasta el ‘preciso’ se dio cuenta (lo que ya es decir bastante). Recuerden que el fondo es forma (¿o era al revés?)”.

“Mmh,… y siguen los tartamudeos, además de las equivocaciones en el uso del plural, el singular, el masculino y el femenino. Hay que practicar más. Mmh… a menos que ya sea el estilo de gobierno, porque la chayo siguió la misma línea. En fin, a esforzarse más. De por sí nadie les cree y luego con esos papelones, menos”.

“Neta que estaba esperando que se escuchara el tema musical del teletón, el respetable sacara sus encendedores, los del presidium se tomaran de las manos y todos se balancearan al ritmo de “s-o-l-i-d-a-r-i-d-a-d”, y, claro, luego el ‘México, clap, clap, clap’, ‘México, clap, clap, clap’”.

Minuto a minuto