Fundador:
Miguel R. Valladares García

Martes 2 septiembre 2014

Buscan reforestar la Isla de Pascua

Colaboran Gobierno de Chile y Sociedad Jacques Cousteau

AP

Un convenio entre la Sociedad Jaques Cousteau y el gobierno de Chile busca reforestar la Isla de Pascua y recobrar su equilibrio ecológico por medio de la recuperación de 1.400 hectáreas erosionadas y la implementación de áreas de cultivo de verduras y hortalizas, que permitan subsanar su total dependencia del continente.

Rapa Nui o Te Pito Te Henua, traducido como “el ombligo del mundo”, es una isla volcánica de misterios ancestrales que en sus 170 kilómetros cuadrados situados en medio del océano Pacífico Sur alberga a los reconocidos moais.

Ubicada a 3.500 kilómetros de Chile continental, en la isla habitan 5.000 personas, de las cuales menos de la mitad son pascuenses. De terrenos áridos y vegetación débil, Rapa Nui carga con una historia larga de degradación que afectó a sus diversos hábitats y se tradujo en la pérdida de la vasta biodiversidad que algún día albergó.

Actualmente, más de 95 por ciento de la superficie insular está afectada por algún grado de erosión y menos de un 5% tiene cobertura arbórea.

“La isla tiene un problema de falta de capa vegetal muy grave, por lo que toda la parte oriental de la isla está bajo serio riesgo de erosión”, explicó a The Associated Press el coordinador general del proyecto de restauración ecológica de la isla, Santiago Valdés.

Añadió que la situación se repite en las zonas más altas de la isla donde las pendientes han incrementado la erosión.  “Vamos a partir con la recuperación de 1.400 hectáreas que son las que están más erosionadas en la isla” privilegiando puntos como los volcanes Poike, Terevaka y Rano Kau.

Dijo que se plantarán especies exóticas de la polinesia además de especies nativas de la zona.  Además, expertos trabajan en la recuperación y conservación del Toromiro, un árbol sagrado para la cultura Rapa Nui que está extinto en su hábitat natural.

Minuto a minuto

Toda la sección