Fundador:
Miguel R. Valladares García

Miércoles 20 Septiembre 2017

Houston estrena filarmónica de música latina

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

HOUSTON, Texas, EE.UU. (AP) — Lo que empezó como una conversación informal entre dos personas en una cena de conmemoración del descubrimiento de América en octubre dio sus frutos el fin de semana con el concierto inaugural de la nueva Orquesta Filarmónica Latinoamericana de Houston, la primera a nivel profesional en Estados Unidos que se dedica a interpretar exclusivamente melodías de México a Argentina y el Caribe.

Dorothy Caram y Glenn Garrido no se conocían antes de esa noche en la que se celebraba la Gala de las Américas y en la que les tocó compartir mesa, pero durante su primera conversación coincidieron en un tema de vital importancia para ambos: la cultura y la música latinas.

Ella, una reconocida y experimentada educadora y activista estadounidense de origen mexicano involucrada en muchas causas comunitarias en la ciudad de Houston por más de 40 años. Él, un ingeniero industrial y músico venezolano que ha trasegado más por la academia que por la dirección musical.

“La primera conversación la tuvimos en ese evento. Allí hablamos de que Houston, con esa inmensa población hispana tan diversa que tiene, debería poseer un espacio para desarrollar y dar a conocer su música”, recuerda Garrido, quien agrega que “dos semanas después nos volvimos a reunir en su casa y decidimos crear este proyecto”.

Según los datos actualizados del censo a 2013, el 40,4% de los habitantes de la ciudad son hispanos.

“Necesitábamos esto en Houston”, dijo a The Associated Press Caram, quien ha vivido toda su vida en la ciudad y ha visto cómo la población hispana “ha pasado de ser una comunidad casi exclusivamente de origen mexicano a un lugar donde confluyen personas de todos los países de América Latina”.

Según esta educadora houstoniana, “este es el momento, con un proyecto como este de la filarmónica, de demostrarle a toda la comunidad en la ciudad, que tenemos una cultura maravillosa que es muy variada”.

Caram destaca el hecho de que aunque ha habido proyectos en Houston para desarrollar la música latina, han sido proyectos aficionados y enfocados en grupos demográficos específicos, como la comunidad mexicana. Con la Filarmónica Latinoamericana, resalta, “estamos llegando a audiencias de todo el continente”.

De hecho, en su primer concierto llamado “Serenata del Día de las Madres” la orquesta interpretó arreglos musicales de canciones como el vallenato colombiano “La gota fría”, de Emiliano Zuleta, y “Colombia tierra querida” de Lucho Bermúdez; “En mi viejo San Juan” del puertorriqueño Noel Estrada; “El día que me quieras”, de Carlos Gardel (música) y Alfredo La Pera (letra), una suite de música venezolana y así como un homenaje al cantautor dominicano Juan Luis Guerra y otro al compositor mexicano Agustín Lara.

A pesar de ser una orquesta que interpreta exclusivamente música latinoamericana y que la mayoría de sus músicos son de origen hispano, la filarmónica cuenta con el aporte de músicos de otras regiones del mundo como la violinista china Ning Chih Hsu o el clarinetista estadounidense Richard Numemaker, quien ha tocado con la Orquesta Sinfónica de Houston.

Para Chih Hsu, quien ha interpretado música latina en conciertos en Italia, Taiwán y Estados Unidos, lo más atractivo de este proyecto “es que es exclusivo de música latina”. La violinista dice que ha tenido contacto con la música latinoamericana desde niña y recuerda clásicos infantiles como “La estrellita” del compositor mexicano Manuel Ponce o el corrido de autor anónimo “La cucaracha”, melodías “muy divertidas para tocar”.

Admiradora del tango y de Gardel, cuyo tema “Por una cabeza” es el que más le gusta interpretar, reconoce, sin embargo, que el compositor e interprete ítalo-argentino Astor Piazolla es su favorito. Chih Hsu aseguró a AP que lo más enriquecedor de esta experiencia es la forma en que los asistentes al concierto inaugural reaccionaron ante cada una de las melodías.

“Fue maravilloso”, dijo.

“No se trata de conformar una orquesta sólo de músicos latinos; el pasaporte para participar en ella es el talento”, dice Garrido, quien se desempeña también como el presidente del Departamento de Música de la Universidad Santo Tomás en Houston, donde además ha encontrado algunos de los talentos que hoy conforman su nuevo proyecto.

El músico venezolano destaca el hecho de que en Houston se estén abriendo paso músicos latinoamericanos como el nuevo director musical de la Orquesta Sinfónica de Houston, el colombiano Andrés Orozco. Y se apresura a dejar en claro que su orquesta y la de Orozco son completamente diferentes, ya que la sinfónica se dedica “a trabajar las obras clásicas mundiales y nosotros a explorar la música de nuestras raíces”.

Uno de los principales retos de la Filarmónica Latinoamericana será conseguir los recursos económicos suficientes para subsistir y cumplirle a un total de 52 músicos que la conforman. Partiendo con un presupuesto de cerca de 250.000 dólares, que han sido aportados en su mayoría por pequeñas empresas del área de Houston, Caram y Garrido esperan que el monto cubra las tres presentaciones que harán este año.

“Tan pronto la orquesta empiece a ser conocida y se hable de su éxito, sé que las grandes compañías petroleras y de energía de esta ciudad nos van a ayudar, pues éstas siempre han estado involucradas en toda clase de proyectos que promueven la cultura”, señaló Caram, quien a sus 80 años no dudó en calificar el proyecto de la filarmónica como “uno de los que más orgullosa me voy a sentir en el futuro”.

Según Garrido, uno de sus objetivos es que la población de la ciudad “entienda que cuando hablamos de desarrollar la música tradicional de nuestros países, le quiten el concepto peyorativo al término popular”.

El director de la orquesta insiste en que aunque se vienen trabajando piezas musicales conocidas, también quieren abrirle puertas a nuevos talentos que están componiendo en el continente.

Al preguntárseles por qué le apuestan a una ciudad como Houston habiendo otras con poblaciones hispanas tanto o más grandes y diversas como las de Nueva York, Los Ángeles o Miami, ambos resaltan el momento que está viviendo la metrópolis texana.

“Esta es una ciudad que está surgiendo con mucha fuerza, tiene una estabilidad económica importante debido al sector del petróleo y la energía, es un puerto por el que cada vez más se hacen transacciones y tiene una población que representa al mundo entero”, dice Caram, quien señala que su casa es una especie de Naciones Unidas donde pasa gente de todo el mundo con interés por la cultura.

Garrido, por su parte, destaca la importancia que los hispanos están adquiriendo a nivel mundial.

“Es que hasta Papa tenemos”, dice en medio de una carcajada en referencia al Papa Francisco, de Argentina, al destacar los diferentes roles de dirección que están asumiendo personas de origen latinoamericano. “Esto no es gratuito, es el resultado de la entrega y capacidad de trabajo que tenemos”.

Para Caram y Garrido el resultado de su primera presentación no pudo ser mejor. La totalidad de las entradas disponibles para el Worham Center de Houston se vendieron y las más de 1.200 personas que asistieron recompensaron su trabajo con un sonoro y sostenido aplauso de varios minutos.

“Fue realmente una excelente forma de celebrar el Día de las Madres”, concluyó Caram.

Minuto a minuto