Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 21 noviembre 2018

A 100 años de la muerte de un héroe sin gloria

Magui López / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

PEDRO A S

Ciudad Valles/Pulso

El general Pedro Antonio de los Santos Rivera, uno de los más grandes héroes del Estado que no ha sido reconocido al cumplir cien años de su muerte.

La quietud de la tarde fue rota por los disparos, eran las dos de la tarde, sólo se escuchó; “viva la revolución, mueran los traidores”, fueron las últimas palabras pronunciadas antes de ser fusilado Pedro Antonio de los Santos, el 31 de julio de 1913 en la comunidad de Tampamolón, San Luis Potosí, hoy hace 100 años, relata el periodista Rubén Martínez Cisneros.

Santos Rivera contaba con apenas 26 años, pues vio por primera vez la luz el 16 de agosto de 1887 en el rancho Santa Ana, una comunidad enclavada en el municipio de Tampamolón.

Don Pedro Antonio Santos Santos contrajo matrimonio con Isabel Rivera de Santos, los cuales procrearon a Pedro Antonio, Samuel, Sofía, Teodoro, Miguel, Concepción y Gonzalo Santos Santos.

En enero de 1902, Pedro Antonio y Samuel, ingresan al Instituto Científico y Literario en la ciudad de San Luis Potosí, el primero de ellos junto con Ramón López Velarde y Rafael Cepeda, entre otros fundan en la capital el Centro Antireeleccionista Potosino, e inicia su vida política a favor de la democracia y en contra del régimen de Porfirio Díaz. Se titula como abogado el 14 de agosto de 1912.

Por el mes de junio de 1913, Pedro Antonio de los Santos regresa de Estados Unidos con armas y municiones y se incorpora a las fuerzas revolucionarias del general Lucio Blanco y Marcelino Zamarrón.

El 4 de julio de 1913, Pedro Antonio Santos y su hermano Samuel en compañía Cossío Rovelo parten de Matamoros para la Huasteca Potosina con un ejército de alrededor de 69 integrantes, llegan a la hacienda La Borrega, Tamaulipas el 23 de julio, dos días después se encontraban en Antiguo Morelos, Tamaulipas; para el 29 de julio están el rancho La Agualoja en donde se enfrentan a las fuerzas del huertista Enrique Pérez.

El 30 de julio fue traicionado por Vicente Castro “El Garapacho”, una vez prisionero lo trasladaron a la cárcel del pueblo y le propusieron que se uniera a ellos, Pedro Antonio se begó y se ordenó fusilarlo el día 31 de julio de 1913, en el mismo lugar donde nació.

Minuto a minuto