Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 15 diciembre 2017

Obras de Tamayo, Toledo, Cuevas y Coen se exhiben en Mérida

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Una mirada a los artistas que transformaron la plástica a mediados del siglo pasado, ofrece la muestra “Grandes maestros. Transición y Ruptura en la pintura mexicana” que se exhibe, hasta el 30 de junio, en el Teatro “José Peón Contreras” en Mérida, Yucatán.

La exposición, inaugurada este sábado como parte de las actividades de la Fiesta de la Música 2014, incluye una selección de cuatro esculturas en bronce y 29 pinturas al óleo, acrílicos, aguafuertes, gouache y tinta sobre papel, de diversos creadores de la llamada “Generación de la Ruptura”.

En el acto inaugural participó el artista plástico Arnaldo Coen, uno de los representantes en activo de esta importante corriente, así como Roger Metri Duarte, titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), en representación del Gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello.

En el acto, Arnaldo Coen realizó una breve reseña sobre la importancia y el significado de su generación en la historia del arte mexicano, además, habló de su alcance internacional, de acuerdo con un comunicado de los organizadores.

El creador explicó que la “Generación de la Ruptura” surgió en contraposición a la Escuela Mexicana de Pintura, que se desarrolló a raíz de la Revolución de 1910; con artistas como Rufino Tamayo (1899-1991) y Gunther Gerzso (1915-2000).

Añadió que los integrantes del movimiento experimentaron con nuevas formas de aproximación estética e ideológica, en busca de nuevas vetas creativas apartadas del nacionalismo.

También explicó el origen de sus cuatro óleos que se exhiben, cuya figura central es Emiliano Zapata. Lo primero que hizo fue realizar un dibujo al carbón del general revolucionario, dijo, sobre el que trazó una retícula.

A partir de este reticulado desarrolló tres obras más sobre ese mismo personaje, pero utilizó diversos tratamientos estéticos, que van desde el flauvismo, pasando por el pop art y el expresionismo, señaló.

Por su parte, la curadora de la muestra, Lourdes Sosa, destacó que los pintores de esta generación redimensionaron la plástica nacional “con su actitud innovadora, abierta a todas las disciplinas del arte, y con su espíritu libre y creador”.

Este planteamiento estético, que surge entre las décadas de 1950 y 1960, “utilizó un lenguaje ajeno al de la Escuela Mexicana de Pintura, que buscaba, por una parte, hacer un arte realista al servicio del estado y por otra crear obras profundamente nacionalistas con un mensaje social y político. Le interesaba ser un arte para el pueblo”, explicó.

Añadió que, aunque “el nacionalismo fue necesario en la época de la revolución”, la generación de la transición y la ruptura, “que no buscaba confrontarse, buscó otros caminos acordes con una época de apertura al mundo y a la información para ampliar las rutas del arte en México.

Es de mencionar que las 33 piezas que se incluyen en esta exposición pertenecen a diversas colecciones privadas, así como a los artistas y el acervo de la Galería “Lourdes Sosa”.

Las obras que conforman la exposición son de los artistas Arnaldo Coen, Francisco Toledo, José Luis Cuevas, Manuel Felguérez, Vicente Rojo y Rafael Coronel.

Así como Rufino Tamayo, Gunther Gerzso, Carlos Mérida (1891-1984), Pedro Coronel (1923-1985), Fernando García Ponce (1933 – 1987) y Juan Soriano (1920-2006).

Además, “Grandes maestros. Transición y Ruptura en la pintura mexicana” incluye una pieza del creador Jorge Marín, como artista invitado.

Minuto a minuto