Fundador:
Miguel R. Valladares García

Lunes 25 Septiembre 2017

CNDH emite exhorto a la UNAM tras una acusación de plagio

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, cumpla con la protección solicitada para el académico Enrique Carpizo, luego de acusar que se violaron las medidas cautelares cuando se emitieron “calificativos agraviantes” contra el quejoso.

La semana pasada, Enrique Carpizo dio a conocer que interpuso una queja ante la CNDH en contra del abogado general de la UNAM, Luis Raúl González Pérez, por supuesto plagio de una investigación en torno a la libertad de expresión.

El enfrentamiento entre ambas instituciones tiene un nuevo capítulo, con la emisión de un oficio por parte del segundo visitador de la comisión, Marat Paredes Montiel.

El representante de los derechos humanos hizo llegar al rector el oficio V2/50095/14, en donde se le notifica que derivado de la conferencia de prensa encabezada por el abogado general el 2 de septiembre, se emitió el boletín UNAM-DGCS-509, que incluye “diversos calificativos agraviantes hacia el quejoso”.

La comisión consideró entonces que el “uso de medios y recursos” de la universidad, así como la presencia de un tercero —Carlos Carpizo, hermano del ex rector Jorge Carpizo—, y los calificativos hacia el quejoso, proporcionaron los elementos necesarios del acto de “no adopción de las medidas cautelares”.

Según el documento de la Segunda Visitaduría de la CNDH, el pasado 28 de agosto se presentó Enrique Carpizo para referir hechos probablemente violatorios de derechos humanos, imputables a funcionarios de la universidad, consistentes en “el posible uso indebido de la producción académica por él generada, para destinarse a usos particulares del abogado general de esa institución”.

Ese día la CNDH emitió el oficio V2/47952, en el que se solicitó al rector Narro Robles emprender medidas cautelares, en los términos de que “cesen los actos de acoso o represalia” hacia Carpizo Aguilar por parte de funcionarios de esa universidad, para garantizar el desempeño regular de sus actividades académicas.

En respuesta, la UNAM dio por aceptadas las medidas el 1 de septiembre, pero señaló que “no existen ni existirá acto de acoso o represalia alguno en contra del quejoso”. Al día siguiente, la Rectoría citó a los medios a una conferencia encabezada por el abogado general.

Minuto a minuto