Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 9 diciembre 2018

“Guerrero puede incendiar México y no lo han visto”

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

G06051544El problema social que vive Guerrero “puede incendiar al país”, por ello, la federación debe estar muy atenta a lo que pase en las elecciones del próximo 7 de junio, advierte Jorge Camacho Peñaloza, candidato del PAN al gobierno estatal.

“Si no se resuelve el problema de Guerrero, el problema de México no se resuelve. Peña Nieto y su gabinete lo deben tenerlo claro, lo que sucede en Guerrero socialmente puede tumbar al país, las luchas sociales con causa son peores que las armadas. El problema social de Guerrero puede incendiar el país y eso no lo ha visto el gobierno federal”, asegura.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el ex atleta mexicano propone que ante ese convulso escenario que detonó desde hace años con los gobiernos del PRI y el PRD, el ganador de los comicios debe convocar a un pacto para crear una administración de coalición.

Camacho —originario del Pueblo de Santa Teresa, municipio de Coyuca de Catalán— explica que Guerrero vive en total ingobernabilidad, que en la entidad no conoce el Estado de Derecho, porque ha tenido malos gobernantes.

Por si fuera poco, agrega, de los 81 municipios del estado, más de 30% podrían estar en condiciones similares a las de Iguala, donde la relación entre políticos y delincuencia estalló el pasado 26 de septiembre de 2014 con la desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Expresa que sus adversarios Beatriz Mojica (PRD) y Héctor Astudillo (PRI) “no tienen cara” y deberían pedir perdón porque fueron las pasadas administraciones de sus partidos las que sumieron a la entidad en una descomposición social, que padece acentuada por la extrema pobreza, “que se ha convertido en el vehículo para que los jóvenes entren a la delincuencia.

¿Cómo describe usted a Guerrero?

Guerrero es un estado que vive en total ingobernabilidad, que no conoce el Estado de Derecho, que ha tenido malos gobernantes, es la expresión de una mujer de la montaña que no ríe, porque en su vida no le ha pasado algo bueno. Guerrero es la expresión de miles de mujeres que no tienen lágrimas en los ojos para llorar a sus hijos; es un estado que vive un luto permanente.

¿Cuántos Igualas (política y narcotráfico) hay en Guerrero?

Hay un solo Guerrero, si no se resuelve ese problema no se resolverá el problema de México. No son 43 desaparecidos, son 508 desaparecidos que tiene en su registro el gobierno federal. Yo creo que cada municipio carga con su propia cruz, pero de los 81 ayuntamientos más de 30% tiene similitudes a los de Iguala, aunque no puedo dar nombres porque podría poner en riesgo mi vida.

¿Cómo considera que se puede lograr gobernar esta entidad?

Quien quiera gobernar Guerrero tiene que hacerlo en un gran acuerdo, con una administración de coalición, si no hay un gobierno de coalición, si no convergen todas las fuerzas políticas para sacar adelante al estado. Vamos a tener muchos Igualas, muchos más muertos, más desaparecidos, no se resolverá el problema de la inseguridad y tendremos un Guerrero que puede convertirse en un polvorín.

¿Tiene miedo de hacer campaña en el territorio guerrerense?

Nunca se deja de tener miedo, cuando era atleta nunca dejé de tener miedo a pesar de que eran competencias que podía ganar con la mano en la cintura. Cuando dejas de tener nervios y esa adrenalina que te llena el cuerpo de una sensación de potencia sabes que estás vivo y puedes hacer las cosas. Me mantengo alerta totalmente, tengo el mismo miedo que tiene un guerrerense, pero no la debilidad. Yo salgo a la calle como todos, en coche o, como otros, a pata.

Usted ha señalado: “Lo único que le pido a Dios es regresar a casa”, ¿no le parece muy dramático?

Como candidato no acepté la seguridad que envió la federación ni la que ofrece el estado. Es una frase dramática porque no la hice en primera persona, sino en función de lo que viven día a día los guerrerenses, es una frase que escucho en cada uno de los escenarios que me presento. Cuando a los ciudadanos les pregunto que cómo ven el tema de seguridad, me dicen: “le pedimos a Dios que regresemos a casa, porque quién nos va a cuidar, ni modo que se lo pidamos a la policía”.

Mojica dice que el PRD no tiene porqué pedirle perdón a Guerrero después de lo sucedido en Iguala y Astudillo dice que el PRD acabó con el estado en 10 años…

Son opiniones políticas y electorales. Decir que el PRD no le tiene que pedir perdón a Guerrero es como decir que Carlos Navarrete es un mentiroso, porque él fue a pedir perdón. Beatriz es candidata por el lamentable suceso en Iguala y porque el candidato natural del PRD —el senador Armando Ríos Píter— decidió no competir, porque no quiso aceptar instrucciones para gobernar… Ella misma tendría que pedir perdón a los guerrerenses por encabezar un gobierno sobre intereses de quién sabe quién.

En el caso del PRI, no debe olvidarse que ellos fueron los artífices de que el estado sea uno de los más pobres. Desde que ellos fueron gobierno, Guerrero es el estado más pobre, tiene en sus espaldas desapariciones, como las de Aguas Blancas, el Charco; la “guerra sucia”, eso son los gobiernos del PRI. El PRI no tiene cara para decir qué será diferente, porque quiere gobernar con las mismas personas de siempre.

¿Cómo se explica que las preferencias pongan a estos partidos en los primeros lugares?

La pobreza es el vehículo más potente para que los grupos de poder que han gobernado mantengan el dominio. Las maquinarias del PRI y PRD se mueven con recursos, por eso yo presumo, sin tener elementos probatorios, que el gobernador ha metido las manos en el proceso con recursos para su candidata y presumo que el gobierno federal lo hace para su candidato.

¿La gente sigue votando por láminas, por despensas?

No tengo duda. Nosotros hemos tenido un incremento en la aceptación de la población en los votantes jóvenes, con mayor escolaridad, votantes que no están implicados en la corrupción de vender el voto por 500 pesos, láminas, despensas o privilegios. Y sí, va a ganar la elección de Guerrero quién tenga más capacidad de comprar votos o más despensas.

Minuto a minuto

Toda la sección