Fundador:
Miguel R. Valladares García

Miércoles 18 enero 2017

Una elevada inflación acecha México ante el aumento de la canasta básica

EFE

indice de la inflacion

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).- El aumento de la inflación en 2016 de 3.36 %, por arriba de la meta del Banco de México, marca el camino para un 2017 con altos precios al consumidor, entre especulaciones sobre si se disparará el costo de la canasta básica por el alza de las gasolinas y la depreciación del peso.

“Más o menos la inflación (del 2016) era la prevista. Pero sí vimos un mayor contagio de la depreciación del tipo de cambio a los precios”, dijo hoy a Efe la directora ejecutiva de Análisis y Estrategia de Grupo Financiero Banorte, Delia María Paredes.

Para la analista, al resultado de diciembre -donde la inflación aumentó 0.46 % mensual- se le sumó la subida de los energéticos, especialmente electricidad y las gasolinas.

En la última semana de 2016 se anunció la subida del precio entre 14 % y 20 % según el tipo de combustibles, detonando el auge de precios de algunos insumos.

“La clave va a ser la inflación de la primera quincena de enero, porque veremos el efecto directo de la gasolina y el traspaso de empresarios a consumidores”, agregó.

Desde el 1 de enero se dio esta subida, conocida como el “gasolinazo”, fruto de una decisión gubernamental que antecede la liberalización de precios en el sector y que ha detonado un fuerte descontento ciudadano que se saldó con protestas y actos vandálicos.

Además, ha generado especulaciones sobre la subida de la canasta básica, que abarca 82 conceptos genéricos -básicamente alimentos elaborados, bienes administrados y concertados, y medicamentos- como el huevo o la tortilla de maíz.

“¿Por qué el precio del huevo va a subir 20 % si la gasolina aumentó el 20 %? El costo del transporte en el huevo es de un 0.6 %, o incluso un 0.06 %, pues a lo mejor debería subir esta parte”, dijo el martes el titular de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), Ángel Gurría.

Para el titular de la Ocde, “no es justificable que todos los productos y los servicios vayan a subir en virtud de si suben las gasolinas”, apuntaló.

En estos días, por ejemplo, también se especuló sobre el precio de la tortilla de maíz, uno de los principales alimentos de los mexicanos, y analistas consideraron que el precio podría aumentar hasta 20 % como consecuencia del alza de los precios de la gasolina.

“Las tortillas de maíz deberían incrementar su precio a 14.40 pesos por kilo (unos 66 centavos de dólar), unos dos pesos más del precio promedio a nivel nacional, debido a la subida del precio en los combustibles”, evaluó la pasada semana Gerardo Noriega, investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo.

La financiera de Banorte no se atrevió hoy a hacer un estimado del aumento de la canasta básica para 2017, pues puntualizó que muchos de los productos agropecuarios son cíclicos.

No obstante, recordó que ya en 2016 la partida de mercancías del índice subyacente -considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos con precios volátiles- creció 4.05 %.

Dentro de este grupo, sobresalió el alza de 4.40 % anual en los precios de alimentos, bebidas y tabaco.

Tanto para mercancías, como para alimentos, bebidas y tabaco, este año los precios al consumidor se elevarían 4,6 %.

Unas subidas propulsadas, en parte, por la devaluación de la divisa nacional, que el martes cerró en el interbancario a 21.73 unidades por dólar a la venta, dando una vez más señales de debilidad.

“Si los insumos son importados, al devaluarse la moneda tienen un costo mayor”, indicó Paredes.

Hasta 2015, la devaluación de la moneda era contrarrestada por el bajo costo de las materias primas.

No obstante, esta tendencia revertió en 2016 y se mantendrá para 2017 y ello, sumado a una mayor demanda interna, hará que los vendedores redirijan la subida de sus insumos a los consumidores.

Más allá de la canasta básica, hay el unánime consenso entre analistas de que este 2017 se registrará una inflación de entre 4 % y 5 %, muy lejos de la meta del Banco de México del 3 %, que sí se mantuvo en 2015 con un 2,13 % de inflación.

Banorte modificó a finales de año la inflación al cierre de 2017 de 4.3 % a 4.7 %, mientras que la entidad Banco Base consideró que acabaría en 4.3 %, eso sí, marcando picos del 5 %.

Por último, Casa de Bolsa Finamex pronosticó que la inflación anual, ya en enero del 2017, quedaría en 4.4 % anual.

Minuto a minuto

Toda la sección