Fundador:
Miguel R. Valladares García

Lunes 27 febrero 2017

Orlando cuarentón

Como elfo, pirata y príncipe, Orlando Bloom festeja cuatro décadas

Agencias

orlando-cuarentonNueva York. – Elfo, pirata y príncipe legendario, el actor inglés Orlando Bloom cumple solo 40 años pero ya vivió mil vidas.

Al intérprete nacido en Canterbury el 13 de enero de 1977, no le gusta encarnar personajes comunes: así, después de haber sido el elfo Legolas del “Señor de los Anillos” y en el sucesivo “Hobbit”, se convirtió en pirata junto a Johnny Depp en “Piratas del Caribe” y en el príncipe Paris de “Troya”, con Brad Pitt.

Más recientemente vistió las ropas del duque de Buckingham en los “Tres Mosqueteros” y los de Romeo en la moderna adaptación de Don Roy King del célebre drama de Shakespeare. En mayo volverá a interpretar a Will Turner en el último episodio de la célebre saga de Disney “Piratas del Caribe”, junto a Johnny Depp.

“Me encantan las películas de época, te permiten soñar, seguir siendo niño. Como actor puedes convertirte en lo que quieras, de pequeño me fascinaban estos personajes increíbles, fue ese mito lo que impulsó a ser actor”, admite este hombre que es padre desde hace seis años, cuando nació Flynn Christopher Blanchard Copeland Bloom, hijo que tuvo con su entonces esposa la modelo Miranda Kerr.

Ahora Bloom sale con la cantante Katy Perry y divide su vida entre Los Ángeles y su amada Inglaterra.

El nacimiento de su hijo es lo que Bloom considera el acontecimiento más importante de su existencia. “No hubo un momento en mi vida que haya tenido un efecto más profundo en mí que cuando tuve en brazos a mi hijo por primera vez, después de que su madre pasó 27 horas de trabajo de parto”, confesó.

Lo que influyó en el fin de su matrimonio con la modelo fue, probablemente, su popularidad. Actor él, modelo muy solicitada ella, ambos estaban entre las parejas más buscadas por los “paparazzi”.

“No es fácil saber manejar la celebridad, me pone nervioso, aunque sepa que es uno de los aspectos que forman parte de este sueño y cuando no era famoso ambicionaba esto también, la fama, por lo tanto debo buscar un equilibrio”, admite.

Bloom, un estudiante desganado en la escuela -ambiente donde la dislexia a menudo le dificultaba las cosas- dejó pronto los estudios y comenzó a dedicarse a la actuación.

Conoció el éxito a los 20 años en Inglaterra, cuando fue contratado para pequeños papeles en series como el “Inspector Barnaby”, y luego actuó en la cinta “Wilde”.

Minuto a minuto