Fundador:
Miguel R. Valladares García

Domingo 25 Junio 2017

Restos de Mengele, una herramienta educativa

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

restos-de-mengeleSao Paulo, Bra.- Por más de 30 años, los huesos de Josef Mengele, el médico alemán que hizo experimentos atroces con miles de judíos en el campo de concentración de Auschwitz, permanecieron en una bolsa de plástico azul en el Instituto de Medicina Legal de Sao Paulo, sin que nadie los pidiese.

El doctor Daniel Romero Muñoz, que encabezó el equipo que identificó los restos en 1985, decidió darles un uso práctico. Hace algunos meses el director del Departamento de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo consiguió la autorización para usarlos en clases de medicina forense.

“Los huesos ayudan a examinar los restos de un individuo y a cotejar esa información con los datos de los documentos relacionados con esa persona”, dijo Muñoz durante una reciente entrevista.

El médico aleman, Josef Mengele murió hace casi cuatro décadas, al ahogarse frente a las costas del estado de Sao Paulo.

Había estado prófugo por años en los que se lo buscó por realizar experimentos entre los detenidos y por enviar a miles de ellos a las cámaras de gas durante la Segunda Guerra Mundial.

Su vida como prófugo y el misterio que lo rodea contribuyen a hacer que los huesos resulten una herramienta educativa particularmente buena, señaló Muñoz.

Minuto a minuto