Fundador:
Miguel R. Valladares García

Jueves 27 abril 2017

Escasez de cemento mantiene paralizadas construcciones en Venezuela

Notimex

La construcción en Venezuela permanece paralizada por falta del insumo, a pesar de que la Corporación Socialista del Cemento (CSC) sostiene que durante 2016 cubrió el 100 por ciento de la demanda nacional, denunció un empresario del sector.

“Este año, como en los anteriores, el sector de la construcción privada inició el año enfrentando problemas por falta de cemento”, señaló el gerente general de la empresa Proyectos y Construcciones, Rafael Goeta.

En declaraciones a Notimex, el empresario dijo que muchos proyectos urbanísticos privados se encuentran paralizados, debido a la poca cooperación del gobierno en el suministro del producto para que este sector avance en su desarrollo.

Explicó que el cemento es el requisito para que los constructores sean productivos en las obras, y que el “hecho de no tenerlo a tiempo, aunado a la inflación existente en el país, podría generar la quiebra de algunas empresas que actualmente sobreviven a duras penas”.

“Por ejemplo hemos solicitado que el gobierno nos venda cemento directamente, pero se nos ignora, por eso hemos debido comprar el producto a precios especulativos a revendedores, vinculados a los proyectos habitacionales de la Misión Vivienda (del sector público)”, aseveró.

Indicó que en tres oportunidades fueron invitados a reuniones con la Corporación Socialista de Cemento (CSC), distribuidora oficial del producto, pero que todas esas citas fueron suspendidas, lo que considera una burla y una falta de respeto al empresariado privado.

El presidente de la Federación Bolivariana de la Construcción, Marco Tulio Díaz, mencionó por su parte que este año será el despegue definitivo de la industria cementera nacional, la cual estará en capacidad de producir más de seis millones de toneladas.

“Tenemos previsto ampliar los canales de distribución para garantizar que el cemento llegue no solo a los sectores público y privado, sino también a todas a aquellos particulares que aspiran tener acceso al producto para construir o ampliar sus viviendas”, afirmó.

Detalló que el año pasado 55 por ciento de la producción de cemento fue para cubrir la demanda de los proyectos urbanísticos oficiales y el otro 45 por ciento se destinó al sector privado.

“Se estima que este año la empresa pueda exportar 300 mil toneladas del producto”, dijo.

A su vez, Goeta negó que las empresas privadas de la construcción hayan recibido cemento del gobierno y que para terminar las pocas obras que ejecutaron el año pasado tuvieron que importar el producto mediante la adquisición de dólares en el mercado negro.

La CSC mantiene el monopolio del cemento, después de la expropiación de varias empresas del ramo desde 2007.

Minuto a minuto