Fundador:
Miguel R. Valladares García

Domingo 28 Mayo 2017

Comida “veggie” para la Cuaresma

El Universal

verduras-tomate-y-aceite-de-oliva-fao.org_Hay comidas que satisfacen y nutren aunque no lleven carne, es cuestión de equilibrar los diferentes grupos de alimentos (cereales, frutas, verduras, carbohidratos y proteínas) para lograr una dieta en la cual nuestro organismo no extrañe la carne.

Las proteínas de la carne son suplidas por legumbres, frutos secos y semillas o bien productos de soya certificados. Ya sea por decisión, factor religioso o económico, existen opciones con mucho sabor que te dejarán satisfecho.

Alimentos sacros

La Prashada es propia de los Hare Krishna (devotos al dios hindú Krishna). Para ellos, cocinar es un ritual, quien prepara los alimentos debe estar descalzo; se cantan mantras mientras se guisa y por ningún motivo se prueban, ya que el primero en saborear los guisos debe ser Krishna.

Al terminar, se llevan pequeñas porciones de comida al altar tapados con hojas de tulasi, el árbol sagrado de esta religión.

Después se regresan a las ollas y se llama a comer a las cabezas espirituales del grupo y al último los alumnos.

Se dice que quien disfruta de esta comida acompañados de una intención y conciencia, adquieren las bondades de Krishna al elevar sus sentidos y su parte espiritual. Hay presencia de currys, verduras crudas, arroces blancos e integrales además de yogur con sabores picantes gracias al uso del jengibre, la asafétida (resina de árbol con sabor similar al ajo y cebolla), cúrcuma, fenogreco, canela, nuez moscada, anís estrella, pimienta y masala.

Prueba el lassi, la bebida hindú por excelencia. Para un litro agrega medio litro de yogur natural a medio litro de leche, agrega cuatro cucharaditas de azúcar, un cuarto de cucharadita de cardamomo molido y si quieres una cucharadita de agua de rosas o pistilos de azafrán; sirve con hielos.

Cocina cruda, cocina viva

Se trata de Raw Food, una cocina con preparaciones en crudo porque se cree que el calor destruye las enzimas de los alimentos y con ello sus nutrientes. En México uno de los precursores de este movimiento es Claudio Hall quien asegura que esta dieta sana al organismo y que puede ser un régimen alimenticio para toda la vida o sólo por algún tiempo.

“Es un estilo de vida; los alimentos crudos ayudan a que el cuerpo expulse toxinas y regenere células a cualquier edad”. Él recomienda agregarle un manojo de quelites, espinacas o kale al jugo o smoothie de la mañana. “Las hojas verdes tienen clorofila y esto ayuda a que el sistema de oxigenación en el cuerpo sea óptimo”, agrega Claudio.

Para cocinar en casa

El tabule es una ensalada libanesa compuesta de hojas de perejil y menta finamente picadas, trigo remojado sin cáscara, jitomate, cebolla, aceite de olivo, limón y sal. En Magreb se sustituye al trigo por el cuscús. Por otro lado, la polenta de origen italiano puede ser de tres tipos de harinas: maíz, castaña y alforfón; se acompaña de quesos, hongos porcini o pescado.

Otra opción vegetariana son los rollos primavera: es pasta wonton con julianas de verdura y germinado de soya, enrollados y fritos acompañados de salsa agridulce.

Minuto a minuto