arresto autistaFoto: Especial
Una madre observó con horror cómo los alguaciles escolares del Sheriff de Okechobee en Florida arrestaron a su hijo de 10 años en la escuela la semana pasada por un incidente que dijo que tuvo lugar el año pasado, y sin tener en cuenta que el niño es autista.

De acuerdo con información recuperada por La Opinión, Luanne Haygood filmó el arresto de su aterrorizado hijo el pasado 12 de abril en su teléfono celular, pidiendo solamente que no lo tocaran mientras los oficiales del sheriff del condado de Okeechobee lo esposaban y lo obligaban a entrar al vehículo de un sheriff.

“¡No sé qué está pasando, mamá!” Grita el niño mientras su madre trataba de obtener respuestas. “Tiene autismo. Él no sabe lo que está pasando “, se oye decir a Haygood a los alguaciles.

Haygood, que habló con CBS 12 News, dijo que su hijo pasó la noche detrás de las rejas, y que las escuelas no están preparadas adecuadamente para atender a niños con necesidades especiales, como su hijo.

Según ella, los alguaciles dijeron que arrestaron al niño por una denuncia de asalto. Su hijo supuestamente pateó a un maestro el otoño pasado y recientemente regresó a la escuela a realizar los exámenes después de estar meses recluido en casa. Haywood dice que este comportamiento se relaciona con el de un niño que tiene autismo.

Haygood dice que arrestar a su hijo con necesidades especiales en la escuela cruzó la línea.

“Pedir que lo arrestaran en la escuela, frente a otros estudiantes, frente al personal, durante las horas de clase, podrían haber venido a mi casa en cualquier momento y decirme lo que estaba pasando”, dijo a Miami CBS 4.

Además criticó a la escuela por no tener suficientes procedimientos especializados para proteger a niños con necesidades especiales.

El niño fue acusado de golpear y patear a su maestro en la Academia de Logros Okeechobee. El altercado supuestamente dejó al profesor con rasguños y otras marcas.

La madre sigue expresando su disgusto por la situación en Facebook, y destaca los obstáculos que enfrentó tratando de obtener la denuncia contra su hijo.

El departamento del sheriff de Okeechobee y la oficina del fiscal del estado de Florida dijeron a varios medios que no sabían que el niño tiene autismo.

Ella espera que esta historia arroje luz sobre cómo las necesidades especiales de los niños con autismo no están siendo abordadas.