Fundador:
Miguel R. Valladares García

Martes 19 Septiembre 2017

Cinco errores al intentar bajar de peso

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

¿Has estado tratando de bajar de peso, pero no consigues los resultados que necesitas? La lucha es real y aún más la frustración. Pero antes de darte por vencida, deberías poner atención a lo que has estado haciendo y los errores que podrías estar cometiendo.

Llevar una dieta libre de gluten

Si no eres celiaca, eliminar el gluten, encontrado en carbohidratos como la pasta, pan y galletas no es una buena opción. Lo que pasa es que eliminar el gluten es una buena forma de bajar de peso al principio, pero no es una elección sustentable para mantenerlo. A largo plazo, no te enseña nada de lo que es llevar una dieta y, de hecho, te pone en riesgo de diferentes deficiencias.

En lugar de quitarle el gluten a tu dieta, opta por evitar carbohidratos refinados como el cereal, pan blanco y pasta, pero atrévete a comer granos enteros.

Eliminar el alcohol de tu dieta

Cuando eliminas cosas de tu dieta, vas a sentirte castigada. Y cuando cedas un poquito, por ejemplo, con una copa de vino, vas a sentirte súper mal contigo misma.

Claro, el alcohol tiene muchas calorías vacías, pero es parte de nuestras vidas. Y el verdadero problema no es la cerveza, sino las cantidades que tomas cada viernes y fin de semana. Lo más recomendable en una dieta es poner límites, mas no prohibir ciertos alimentos. El chiste es hacer cambios de estilo de vida, no imponer hábitos temporales.

Concentrarte en el cardio

Si lo que quieres es bajar de peso, aléjate de la caminadora. Concentrarte enteramente en el cardio para quemar calorías es un gran error que la mayoría cometemos. Y aunque el ejercicio sí acelera el rimo cardíaco para quemar grasa, sólo lo hace cuando estamos en el gimnasio. Lo que no sabes es que para lograr resultados duraderos, es necesario hacer pesas y entrenamientos de resistencia para construir y fortalecer músculo.

Las mujeres naturalmente perdemos masa muscular con el paso de los años, alentando así nuestro metabolismo. Sin embargo, esto puede prevenirse a temprana edad y con un entrenamiento adecuado.

Comer alimentos bajos en grasas o sustitutos de azúcar

Comer este tipo de productos podría aumentar el consumo de calorías. Esto sucede porque no tienen la fibra y proteína que necesitamos para estar satisfechos.

Aunque es fácil elegir los alimentos más “ligeros,” nuestra mejor opción es limitar nuestras cantidades y porciones. Por ejemplo, es mucho mejor comer un pedazo de chocolate amargo (de 60% cacao), que 10 chocolates libres de azúcar.

Reemplazar alimentos por bebidas

Estamos en la época en las que un smoothie puede reemplazar un desayuno, pero la realidad es que éstos carecen de suficiente proteína y fibra, nutrientes clave para estabilizar el hambre y un peso saludable.

Beber una comida en lugar de comerla provoca hambre. Sin mencionar que los jugos y smoothies usualmente tienen más azúcar de lo normal, provocando niveles inestables de azúcar y antojos.

Minuto a minuto