Fundador:
Miguel R. Valladares García

Lunes 29 Mayo 2017

La ropa interior ahora va bien a la vista

Agencias

Por Helena Piontek (dpa)

Antes había prendas de ropa interior que uno prefería ocultar bajo un buen jersey o el pantalón. ¡Mejor que no se viera que uno llevaba un body! Pues bien, todo ha cambiado bastante, y la tendencia en 2017 es verse natural y sensual a la vez.

Es más, la ropa interior ya no será tan “interior”. Todo lo contrario, “esta temporada los diseñadores celebran la naturalidad y la desnudez”, asegura Gerd Müller-Thomkins, de un instituto de Moda de Alemania. “La ropa interior ya no es algo que haya que ocultar, es algo totalmente normal, y por eso deja de ser un problema que se vea”, explica.

De todos modos, no es que vuelva el body deportivo de los 80, que también podía llevarse como prenda para la parte superior. El body que hace irrupción es mucho más sensual, de encaje, con transparencias. Los diseñadores dicen que incluso se pueden lucir en reemplazo de una camiseta o top, siempre y cuando un tenga cierto arrojo y cierto manejo de su cuerpo.

“El body es un gran tema de la temporada”, confirma la redactora de una revista especializada Alexandra von Richthofen, que recomienda, por ejemplo, un conjunto de body combinado con un pantalón de tiro alto y un blazer.

Pero también se podría optar por una combinación que llevara menos tela: los bralettes, que es básicamente un corpiño con mucho encaje, comenta Richthofen. Los bralettes por lo general no tienen aro, con lo cual son más bien para mujeres de poco busto. Y si eso es demasiado atrevido, siempre se puede elegir un modelo de corpiño más bien deportivo que, en días de calor, vaya bien con un pantalón o falda.

Eso sí: también hay mujeres a las que les gusta que se les vea la ropa interior pero no quieren dejar tanto cuerpo a la vista. En esos casos, Richthofen recomienda combinar “un bralette blanco, de encaje hasta los breteles, que trasluzca debajo de una blusa blanca”. Es un modo discreto y a la vez muy seductor de dejar entrever un poco de las prendas interiores. Además, se suma a otra gran tendencia de la temporada: el blanco vuelve a imponerse con todo para la ropa interior.

Sí habrá colores fuertes para los modelos deportivos. Hay un término que se está escuchando mucho en el sector: la “Athleisure”, que es una especie de combinación de cómoda de prendas d emoda y de deporte.

Los corpiños que se inscriben en esta tendencia de diseño suelen tener breteles anchos y elásticos, estampados, logos muy visibles y tela que permita que la piel respire. Es muy típico que lleven un gran elástico inferior en el que se lea muy claramente la marca de la prensa.

Las diferencias se dan sobre todo en el modo en que se sostiene el busto. Hay algunos que incorporan zonas más angostas y las combinan con tela de camiseta. No ofrecen mucho sostén. Son más bien para mujeres de busto pequeño. Para el busto grande es mejor optar por un corpiño de material sintético pero permeable que pueda llevarse con un buen pantalón de jogging o leggins. Quedará perfecto para tener un look bien relajado al salir de casa.

Pero el mercado también ofrece lo opuesto: el estilo “bondage” también se abre paso en las estanterías, que toman elementos del libro o la película “Shades of Grey”. Los corpiños tienen nudos complejos, mezclan encaje con seda y colores fuertes como el rojo y el negro. Suelen llamarlos “Strappy Bras”.

“Esos modelos cubren el cuerpo con mucho material, pero tienen muchas zonas que dejan entrever partes, pocas, pequeñas, salteadas”, explica Müller-Thomkins. Hay quienes dicen que queda muy bien dejar que asomen los nudos por debajo de un top o una blusa. Sobre gustos, no hay nada escrito.

Minuto a minuto