Fundador:
Miguel R. Valladares García

Miércoles 24 Mayo 2017

Acusan de asesinato a hombre que atropelló a multitud en Times Square; quería “matarlos a todos”, dijo

AP

Richard Rojas / Foto: AP

NUEVA YORK (AP) — El conductor acusado de arrollar a peatones en Times Square, matar a una adolescente y herir a una veintena de personas, dijo que quería “matarlos a todos” y que la policía debió haberlo matado para impedirlo, reveló un fiscal el viernes.

Richard Rojas, de 26 años, dijo a la policía el jueves después de estrellar su Honda Accord contra las barreras protectoras que había fumado marihuana mezclada con PCP, según una denuncia penal. Se aguardan los resultados de los análisis, pero un funcionario policial dijo que Rojas tenía “los ojos vidriosos, la voz gangosa y estaba tembleque”, según la denuncia.

Vestido con la misma camiseta roja y pantalones vaqueros de las fotos del día anterior, Rojas se mostró sumiso durante la comparecencia breve en la que los fiscales presentaron el cargo de homicidio agravado.

No presentó una declaración. Su abogado y sus acongojados allegados no hicieron declaraciones. Debe regresar a la corte la semana próxima.

Rojas condujo su auto del distrito neoyorquino del Bronx a Times Square, donde se introdujo en el ajetreado sitio en el centro de Manhattan y atropelló una veintena de personas antes de estrellarse contra las barreras de acero, dijeron las autoridades.

La turista Alyssa Elsman, de 18 años y vecina de Portage, Michigan, murió arrollada. Su hermana de 13 años estaba entre los 22 heridos.

Tres personas se encontraban en estado crítico con heridas graves en la cabeza y otra había sufrido colapso de pulmón y fractura de pelvis, según la denuncia.

Rojas se enroló en la Armada en 2011 y fue aprendiz de bombero. En 2012 revistó a bordo del destructor USS Carney.

Los archivos navales indican que en 2013 pasó dos meses en una prisión naval en Charleston, Carolina del Sur, pero no aclaran el motivo.

Rojas pasó sus últimos meses en la Armada en la base aérea naval de Jacksonville, Florida, hasta que fue dado de baja tras un tribunal especial de guerra, dijo un vocero naval.

Rojas fue acusado el jueves en la noche de un cargo de asesinato y 20 de intento de asesinato, según la policía. El residente del barrio neoyorquino del Bronx fue acusado también de cinco cargos de homicidio vehicular agravado, apuntó el Departamento de Policía de Nueva York.

Rojas será acusado formalmente el viernes. No estuvo claro de inmediato si tiene un abogado.

Las autoridades señalaron que sirvió en la armada estadounidense pero que salió del cuerpo por problemas disciplinarios. Tras su arresto, dijo a la policía que estaba “escuchando voces” y que esperaba morir, según apuntaron dos agentes de policía.

Tras el choque, salió del vehículo corriendo, gritando y saltando antes de ser reducido por policías y peatones en medio de una escena de caos.

“Empezó a gritar, ninguna palabra en concreto, solo gritaba. Agitaba los brazos al mismo tiempo”, dijo Ken Bradix, supervisor de seguridad de un restaurante Planet Hollywood cercano, que atajó a Rojas.

En un primer momento, Rojas dio negativo por consumo de alcohol, pero queda conocer los resultados de pruebas más exhaustivas de consumo drogas, dijeron dos agentes que no estaban autorizados a discutir el tema en público y hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato. Rojas dijo a los policías que estaba escuchando voces, agregaron.

El incidente ocurrió en un zona de la ciudad considerada desde hace tiempo posible objetivo terrorista por la multitud de personas que atrae, una preocupación que se incrementó tras los ataques del 11 de septiembre y los más recientes registrados en Inglaterra, Francia y Alemania, donde vehículos arrollaron a peatones.

Los motivos de Rojas no estuvieron claros por el momento, pero el alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio, señaló que “no hay indicios de que fuese un acto de terrorismo”.

Según el primer retrato de Rojas que ofrecieron sus vecinos y las autoridades, se trataría de un hombre con problemas.

La semana pasada fue arrestado y acusado de un cargo de amenazas tras apuntar con un cuchillo a un notario, al que acusó de robarle su identidad. Se declaró culpable de las acusaciones. En arrestos previos, Rojas dijo a las autoridades que pensaba que era hostigado y perseguido, explicó una de las fuentes policiales.

Rojas tiene antecedentes por conducir en estado de intoxicación en 2008 y 2015, dijo el comisario de la policía, James O’Neill, y perdió su licencia durante 90 días.

Un amigo, vecino del Bronx, Harrison Ramos, señaló que Rojas no era el mismo desde que salió de la armada en 2014.

“Está pasando por un momento realmente complicado”, dijo.

Los registros de la armada muestran que en 2013 pasó dos meses en calabozos militares en Charleston, South Carolina, pero no se indica el motivo.

Rojas pasó sus últimos meses en el ejército en una base en Jacksonville, Florida, antes de abandonar la institución en 2014 como resultado de un tribunal militar especial, señaló un funcionario de la armada. No hubo más detalles disponibles de inmediato.

El edificio de apartamento donde reside Rojas estaba acordonado por la policía el jueves.

Minuto a minuto

Toda la sección