Fundador:
Miguel R. Valladares García

Jueves 27 Julio 2017

El emblema de Hollywood

El Teatro Chino de Los Ángeles celebra sus primeros 90 años

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los Ángeles.- “King Kong” se estrenó allí en 1933. Hubo una alfombra que simulaba el camino amarillo de ladrillo en ocasión de la premier de “El mago de Oz” en 1939. George Lucas se apareció con R2-D2 y C-3PO para el debut de “Star Wars” en 1977, y los dos robots dejaron sus marcas en el cemento.

Símbolo de la edad dorada de Hollywood, el Teatro Chino de Grauman cumple 90 años. Conocido hoy como el Teatro Chino TCL, este lugar emblemático abrió sus puertas el 18 de mayo de 1927 y desde entonces alberga películas, estrellas y aficionados.

La sala de cine de Sid Grauman se ubica en una concurrida esquina del Bulevar de Hollywood, junto al Teatro Dolby donde se entregan hoy los Oscar y frente al histórico Hotel Roosevelt, en el que se llevó a cabo la primera ceremonia de entrega de esos premios en 1929.

Una reproducción hollywoodense de un templo chino, tiene un techo con forma de pagoda y elaboradas estatuas de mármol. Una terraza de cemento en la entrada guarda las huellas de celebridades.

El teatro sigue albergando decenas de estrenos todos los años y la terraza con las huellas atrae unos cinco millones de turistas de todo el mundo anualmente, muchos de los cuales no saben que es un cine.

Los precios han subido un poco. En 1927 costaba 75 centavos de dólar ver una película. Hoy hay que pagar 22,75 dólares para ver una cinta en IMAX 3-D.

Empresario y artista, Grauman comenzó a construir el Teatro Chino en 1926, el mismo año en que él y otras figuras de Hollywood crearon la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas. Imaginó una sala de cine elegante y mística que transportase al espectador a la antigua China, con sus jardines serenos y sus templos reales.

“Quería que las audiencias se escapasen de la realidad”, dijo Levi Tinker, administrador del teatro y conocedor de todos sus secretos. “No reparó en gastos y buscó los mejores artistas, los mejores diseñadores y hasta importó algunas cosas de China”.

Minuto a minuto