Fundador:
Miguel R. Valladares García

Domingo 24 Septiembre 2017

Familia de joven asesinada en la UNAM pide acceso a expediente

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín Rivera Osorio, denunció que a 15 días de la muerte de su hija, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México no ha permitido a la familia ni a sus representantes legales tener acceso y obtener fotocopias del expediente del caso.

En una velada y caminata en memoria de su hija, Araceli Osorio reclamó que su familia “no sabe nada” del caso de Lesvy.

El cuerpo de la joven fue localizado el 3 de mayo en las inmediaciones del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Se investiga feminicidio, pero hasta el momento no hay información que sea concluyente.

“A las malas autoridades les decimos que están bajo la mira y que estamos pendientes aun cuando a 15 días de que encontraron el cuerpo sin vida de mi hija, no nos han permitido revisar la carpeta, revisar las evidencias, no sabemos nada salvo nuestro testimonio, lo que los malos periodistas nos han querido decir”, señaló.

Este jueves por la noche, unas 400 personas, entre estudiantes, integrantes de colectivos feministas y de la comunidad universitaria caminaron de la torre de Rectoría a las inmediaciones del Instituto de Ingeniería, donde fue localizado el cuerpo de Lesvy.

Entre gritos como “Mi cuerpo es mío”, “no fue suicidio, fue feminicidio”, “¡UNAM feminicida!”, las mujeres y hombres solidarios, quienes participaron en los últimos contingentes, sostuvieron cruces rosas y negras para recordar a las víctimas de la violencia contra las mujeres.

Caminaron con margaritas, claveles y rosas rojas, las favoritas de Lesvy, que depositaron en el altar improvisado en la cabina donde el miércoles 3 de mayo fue encontrado su cuerpo, ahorcado con el cable de un teléfono público.

“En memoria de tantas y tantos, en memoria del (periodista) Javier Valdez. Ni una muerta más, ni un muerto más, ya basta; la indignación es mucha, el coraje es mucho, pero somos más la gente buena, los que vamos a levantar a este país”, dijo Araceli Osorio.

“Mi hija tenía muchos sueños, como todos ustedes (…) Te amo mucho, mi vida, te amo, te amo, te amo”, finalizó entre el llanto.

Integrantes de colectivos feministas y principalmente estudiantes universitarios demandaron al rector de la UNAM, Enrique Graue, que reconozca a Lesvy como universitaria y que destine un día de luto en su memoria.

Reclamaron falta de sensibilidad de las autoridades universitarias y que tanto éstas como la PGJ han revictimizado a la joven y a su familia.

“La UNAM ha emitido comunicados que evidencian una profunda insensibilidad (…), ha evitado reconocer a Lesvy como la integrante que es de la comunidad universitaria, y toma distancia de la violencia que al interior se ejerce contra las mujeres”, señalaron en un posicionamiento.

Reclamaron que el acoso y el hostigamiento sexual en contra de mujeres integrantes de la comunidad universitaria no se ha detenido y se ejerce por parte de alumnos, trabajadores y maestros de la UNAM.

Recordaron que este caso no es único y que cuando menos 12 estudiantes y trabajadoras universitarias han sido víctimas de feminicidio o desaparición de 2002 a la fecha.

Minuto a minuto

Toda la sección