Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 23 octubre 2017

“No dejen a mi padre solo”, pide hijo de Javier Valdez

SinEmbargo.mx
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Archivo

Francisco Javier Valdez Triana, hijo del periodista Javier Valdez Cárdenas, quien fue asesinado el pasado 15 de mayo fue asesinado en Culiacán, Sinaloa, pidió a través de su cuenta de Facebook no dejar morir la memoria del periodista de Ríodoce y corresponsal de La Jornada en Sinaloa.

“No dejemos a mi padre solo, él ocupa la ayuda de todos, en todo lo que les pido”, escribió el joven.

De forma emotiva, Valdez Triana se cuestionó en su mensaje: “¿padre dónde estas?. Te busco en todas partes, en cada espacio, en cada objeto que palpaste, te busco en mis sueños, pero no te veo. No veo tu cara, tu cuerpo grande y ya desgastado, ya con medio siglo”.

Además, aseguró que por parte siempre tendrá presente la memoria de su padre y asegura que conocimiento trascenderá a través de las generaciones que vengan.

“Eres la persona que más me ha motivado, tal vez seamos muy diferentes, pero eres el mejor ejemplo que tengo en mi vida, por que siempre hiciste lo que quisiste, lograste lo que muchos quisieron, te desvelaste, lloraste, cantaste, bailaste, sonreíste en momentos tan turbios de tu vida. Ahora estás en paz, y es lo qué yo quiero para ti. Y no dudes que les hable a mis hijos de ti, les diré lo valiente y chingón que fuiste, emularé todo mi amor en ellos, y para mi, será la forma de mantenerte vivo, de mantenerte conmigo y con todos”.

El lunes pasado, de acuerdo con los reportes de las autoridades, Valdez Cárdenas caminaba por la avenida Riva Palacio, en la colonia Jorge Almada, en Culiacán, cuando unas personas a bordo de un vehículo rojo le dispararon hasta arrancarle la vida.

Su cuerpo quedó tendido en medio de la calle a unos metros del diario Ríodoce.

Los responsables huyeron del lugar. En la escena del crimen quedaron varios casquillos de arma corta.

Valdez Cárdenas publicó distintos libros sobre el narcotráfico, entre ellos, Miss narco (2009), Los morros del narco (2011), Con una granada en la boca: heridas de guerra del narcotráfico en México (2014) y Huérfanos del narco.

Malayerba reúne una selección de crónicas que se publicaron originalmente en el semanario Ríodoce, que Valdez Cardenas fundó, con otros periodistas sinaloenses, en 2003.

EN MÉXICO MATAN A MÁS PERIODISTAS

El Presidente Enrique Peña Nieto dijo el pasado miércoles que “México tiene que distinguirse en el mundo por ser un país democrático y defender la libertad de expresión”.

Pero México, sin embargo, no sólo no se distingue por ese motivo sino que, al contrario, en lo que va de 2017 ocupa el primer lugar de letalidad para la prensa, de acuerdo con los conteos de diferentes organizaciones dedicadas a medir este tipo de crímenes.

México ha sido por años uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo, con al menos 80 casos desde 2006, cuando el Presidente panista Felipe Calderón inició la estrategia de “combate frontal” a grupos del crimen organizado, y más de 120 desde el año 2000.

Así, con cinco casos registrados entre marzo y mayo, México aparece, según el conteo del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), como el país más letal en lo que va de este año, por encima de naciones en guerra como Siria, donde este 2017 se ha contabilizado un caso; o Irak, con la misma cantidad.

Para el CPJ, cuatro de los cinco crímenes registrados aquí tienen motivo “confirmado”; es decir, que la organización considera que el asesinato está relacionado con el trabajo periodístico de las víctimas, ya sea por “represalia directa”, por quedar en “fuego cruzado en una situación de combate”, o registrarse “durante una asignación peligrosa”.

En ese caso, de acuerdo con la organización internacional, están los crímenes de Cecilio Pineda Brito, ocurrido el 2 de marzo en Ciudad Altamirano, Guerrero; el de Miroslava Breach Velducea, asesinada tres semanas después, el 23 de marzo, en Chihuahua; el de Maximino Rodríguez, asesinado el 14 de abril en La Paz, Baja California Sur; y el de Javier Valdéz Cárdenas, asesinado el pasado 15 de mayo en Culiacán, Sinaloa.

Con motivo “sin confirmar” –o “no claro” pero probablemente relacionado con su trabajo–, cuenta como quinto caso el crimen contra Ricardo Monlui Cabrera, asesinado el 19 de marzo en Yanga, Veracruz.

Esta organización contabiliza en el mundo, en total, nueve casos de asesinatos de periodistas cuyo motivo está “confirmado”; casi la mitad de ellos, 44.4 por ciento, son mexicanos.

El CPJ no incluye en su registro el homicidio de Filiberto Álvarez Landeros, locutor de radio asesinado el 30 de abril en Morelos, con el cual el conteo llevado en México por los medios de comunicación suma seis casos.

De acuerdo con todos los análisis, en el fondo de la problemática está la impunidad alrededor de los crímenes y que, de acuerdo con la estimación de la organización internacional Artículo 19, es de un 99.7; es decir, ha afirmado Leopoldo Maldonado, abogado de esta organización, mayor al índice de impunidad alrededor del resto de los delitos en México.

Minuto a minuto

Toda la sección