Fundador:
Miguel R. Valladares García

Lunes 26 Junio 2017

Temer veta dos medidas que podrían facilitar deforestación de la Amazonía

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

RÍO DE JANEIRO (EFE).- El presidente de Brasil, Michel Temer, anunció hoy, en una respuesta a la modelo brasileña Giselle Bündchen, que vetó “integralmente” algunas partes de dos medidas aprobadas el mes pasado en el Congreso que podrían facilitar la deforestación de la selva amazónica.

En un mensaje en su perfil de Twitter, Temer respondió a Bündchen, quien días antes le había pedido en su cuenta de la red social, en mensajes en inglés y portugués, que vetara los polémicos proyectos.

“Es nuestro trabajo proteger nuestra Madre Tierra. @MichelTemer, diga NO a reducir la protección en la Amazonía”, escribió la top model brasileña en Twitter.

El mandatario le respondió este lunes y le aseguró que vetó hoy “integralmente todos los artículos de las Medidas Provisionales que disminuyan el área preservada de la Amazonía”.

El presidente de Brasil tenía margen hasta hoy para sancionar o vetar las dos medidas, que según los especialistas podrían favorecer ocupaciones ilegales de tierras y beneficiar los deforestadores de la mayor selva del planeta.

La decisión del Senado, que alteró el texto original enviado por el Gobierno, implicaba que la Floresta Nacional Jamanxim, una especie de santuario en el estado de Pará (norte), pudiera perder 480.000 hectáreas de los 1,3 millones que la integran, donde viven especies nativas de la Amazonía y que tiene el 88 % de su floresta preservada.

Situado a 1.600 kilómetros de Belém, la capital regional, la reserva tiene unas estrictas reglas de protección y apenas se permiten actividades de investigación y exploración sostenible.

El texto del Senado permitía que las 480.000 hectáreas pasaran a ser un Área de Protección Ambiental (Apa), las cuales tienen reglas de exploración menos rígidas y sus tierras pueden ser ocupadas y exploradas. Las florestas nacionales, sin embargo, solamente pueden ser habitadas por familias que ya vivían en la región antes de que fueran declaradas como tal.

La alteración del texto en el Congreso provocó duras críticas por parte de organizaciones y entidades medioambientales, así como del propio Ministerio de Medio Ambiente.

La semana pasada, Bündchen y la WWF, entidad internacional que defiende la conservación del medioambiente, ya habían pedido a Temer que vetara la iniciativa.

La otra mediad que Temer vetó, aunque de forma parcial, es la que altera también un área de protección ambiental en Pará para la construcción de una línea de ferrocarril.

El Gobierno brasileño justificó el veto parcial argumentando que la modificación propuesta alteraría considerablemente al régimen de protección del área del parque nacional, alcanzando más de 100.000 hectáreas, y ello podría comprometer y debilitar la preservación ambiental en una región sensible de la Amazonía.

Minuto a minuto

Toda la sección