Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 17 octubre 2017

Violencia, un problema de seguridad pública en América: PGR

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El aumento de la violencia a causa del crimen organizado ha dejado de ser un problema de seguridad nacional para convertirse en un problema de seguridad pública no sólo en México, sino en todo el continente americano, afirmó Raúl Cervantes Andrade, titular de la Procuraduría General de la República (PGR).

Durante su participación en Asamblea General: Debate de Alto Nivel sobre la Delincuencia Organizada Transnacional, llevado a cabo en Nueva York, Estados Unidos, Cervantes Andrade destacó que no sólo nuestro país ha presentado un aumento de violencia por el crimen organizado.

“He compartido con otros fiscales y procuradores de nuestro continente y la mecánica delincuencial de muchos de estos delitos es idéntica, pareciera que se estuvieran fusionando estos cárteles o estas mini bandas y que la violencia sería su marca y que las estructuras utilizan el sistema financiero nacional e internacional y nos tenemos que compartir en dónde está fallando las normas prudenciales del sistema financiero que pueden ser utilizado por la delincuencia organizada”, comentó el procurador.

El evento, realizado en conmemoración del 25 aniversario del asesinato del Magistrado italiano Giovanni Falcone, es una iniciativa de la delegación italiana de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde se discutieron temas de combate al narcotráfico trasnacional.

El procurador destacó que México, por su ubicación, geografía y condición, ha sido uno de los países que más ha padecido la delincuencia organizada.

Señaló que la transición al Sistema Penal Acusatorio está evolucionando un paradigma constitucional en las 33 procuradurías y fiscalías del país, con un compromiso de protección a los derechos humanos.

“No se entendería este esfuerzo internacional si no hubiera la convicción que sólo en una democracia constitucional puede desarrollarse y disminuir la desigualdad y por lo tanto la consecuencia del delito. Las políticas públicas no sólo deben de ser procuración de justicia o de seguridad, debe de ser sustancialmente políticas públicas que generen crecimiento económico, educación, bajar la desigualdad, tener un respeto irrestricto a los derechos humanos y ser una sociedad mucho más consiente del trato de dignidad de unos a otros”, afirmó.

El ataque al crimen organizado también se está concentrando en combatir sus redes, atacar la estructura económica de sus miembros y aumentar los costos para direccionarlos a otros delitos que afecten menos, destacó cervantes.

“Hoy la Agencia de Investigación específica del crimen organizado mexicana, tiene como cabeza gente experta sobre la búsqueda del dinero, tenemos que atacar sus redes, tenemos que atacar su estructura económica, tenemos que aumentarles los costos para que éstos vayan siendo direccionados a otros delitos que menos afecten”.

Anunció que en agosto 16 procuradores y fiscales mexicanos llevarán a cabo una reunión para compartir mecánicas de investigación que ataquen a la realidad actual sobre el modus operandi de la delincuencia organizada.

El juez Giovanni Falcone fue el primero en entender la estructura de la mafia y logró que uno de los capos, Tommasso Buscetta, declarara para poner en marcha el mayor juicio de la historia contra la Cosa Nostra en 1987.

A este juicio se le conoció como Proceso de Palermo y culminó con 357 capos declarados culpables.

Giovanni Falcone fue asesinado el 25 de mayo de 1992 con una bomba de TNT colocada bajo el asfalto de la autopista que comunica el aeropuerto de Palermo con el centro de la ciudad.

Minuto a minuto

Toda la sección