Fundador:
Miguel R. Valladares García

Viernes 21 Julio 2017

Estudio revela que seis de los grandes carnívoros están en peligro de extinción

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

LONDRES (Notimex).- Seis de los grandes carnívoros del mundo han perdido más del 90 por ciento de su habitat histórico, y estas especies están actualmente amenazadas de la extinción, según reveló un estudio.

El lobo etíope, el lobo rojo, el tigre, el león, el perro salvaje africano y el guepardo han sido expulsados ​​de sus tradicionales asentamientos durante siglos, a medida que la tierra se pierde para favorecer los asentamientos humanos y la agricultura.

La reintroducción de los carnívoros en áreas donde alguna vez vagaron es vital en la conservación de esos ecosistemas, señala el estudio dado a conocer por la Royal Society Open Science.

La investigación, realizada por Christopher Wolf y William Ripple de la Universidad Estatal de Oregon, comparó el rango actual de 25 grandes carnívoros de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) con mapas históricos de hace 500 años.

El trabajo demuestra que las grandes contracciones de los terrenos habitados tradicionalmente por los carnívoros son una cuestión que se reproduce de manera global, comentó Christopher Wolf.

“De los 25 grandes carnívoros que estudiamos, el 60 por ciento (15 especies) han perdido más de la mitad de sus rangos históricos habituales”, explicó.

“Esto significa que la reintroducción de los grandes carnívoros en áreas donde se han perdido es vital tanto para conservar esas especies como para promover los importantes efectos ecológicos”, que trae consigo.

“Esto depende mucho de la creciente tolerancia humana hacia los grandes carnívoros, un factor clave para el éxito de la reintroducción”, señaló

Los investigadores indicaron que los programas de recuperación de la vida salvaje serán más exitosos en regiones con baja densidad de población humana, poco ganado y agricultura limitada.

Además, las regiones con grandes redes de áreas protegidas y actitudes humanas favorables hacia los carnívoros son más adecuadas para tales esquemas.

“El aumento de la tolerancia humana de los grandes carnívoros puede ser la mejor manera de salvar a estas especies de la extinción”, dijo el co-investigador William Ripple.

“Además, se necesitan urgentemente grandes áreas protegidas para la conservación de grandes carnívoros”, indicó.

Cuando la política es favorable, los carnívoros pueden regresar naturalmente a partes de sus rangos históricos habituales. Esto ha comenzado a suceder en partes de Europa con osos pardos, lince y lobos grises.

El lince eurasiático y el lobo gris están entre los carnívoros que tienen las contracciones de terreno de menor alcance.

Minuto a minuto