Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 22 noviembre 2017

Busca Coepris fármaco Avitia

Alertan de riesgos a la población por uso de estos productos milagro

Rosa María Morales / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Matehuala.- Es peligroso comprar medicamentos que se ofrecen las redes sociales porque son productos que no están registrados, alertó el jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 2, Ernesto Alfredo Torres Bautista.

Declaró que muchas veces los productos no están registrados o patentados ante la Secretaría de Salud, “hay que recordar que ya se dio un fallecimiento, por el uso de estos fármacos”.

En declaraciones, Torres Bautista, dijo que esta zona han detectado que se venden productos “milagrosos” para bajar de peso.

Se efectuaron acciones a través del personal de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), en la búsqueda del medicamento llamado Avitia y no se encontró en toda esta zona del Altiplano.

“Aunque se encontraron otros productos que no tienen registro sanitario y que se venden dentro del grupo llamados suplementos alimenticios, que es grupo bastante amplio entre ellos, se pierde en ocasiones lo que viene siendo la distribución de estos productos”, señaló.

UBICAN PERSONAL BRINDANDO SERVICIO DE DENSITOMETRÍAS

“Recientemente detectamos un vehículo que ofrece densitometrías y que aparte venden productos de suplementos alimenticios, ellos por lo regular contactan a los DIF municipales”, comentó Torres Bautista.

“De nuestra parte ya enviamos oficios, donde les hacemos del conocimiento el riesgo que se tiene el estar utilizando estos productos, los utilizan como gancho en hacer estudios a muy bajo costo y luego les venden esos productos sin patente, pero a precio muy alto, para decirles a las gentes que con eso se van a curar o mejorar su condición de salud, pero eso es totalmente falso”, agregó.

De varios municipios se ha retirado a este tipo de personas que lo único que hacen es engañar, para obtener jugosos ingresos y las personas sí les creen. Pero luego acuden a los DIF para que a través de ellos se les dé el permiso, dándoles alguna cooperación, reveló.

Minuto a minuto