Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 19 octubre 2017

Mueren al menos 22 personas en incendio

El fuego al parecer fue provocado; las víctimas eran migrantes empleados de un restaurante del este de China

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

BEIJING.- Las autoridades chinas detuvieron a un hombre sospechoso de haber incendiado una casa de dos niveles en el este del país el domingo por la madrugada, causando la muerte de 22 personas y heridas a tres más, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Los investigadores descubrieron trazas de gasolina en el sitio del incendio en la provincia de Jiangsu y encontraron que todas las puertas de la casa estaban cerradas, según la agencia nacional de seguridad laboral.

La casa, en la ciudad de Changshu, a unos 80 kilómetros al noroeste de Shangai, era utilizada como dormitorio para 29 personas que trabajan en un restaurante local, según el periódico The Beijing News. La mayoría de los residentes eran migrantes de ventiañeros que trabajaban como camareras y cocineros, en un restaurante de la zona.

El sospechoso detenido se apellida Jiang, informó Xinhua, sin dar más detalles.

Funcionarios de Changshu dijeron que el incendio se inició cerca de las 4:30 de la mañana.

La Policía explicó que las puertas de la casa estaban cerradas por fuera, lo que atrapó a los residentes mientras el fuego se propagaba rápidamente, y que se encontraron restos de gasolina en el enclave, según el diario South China Morning Post.

Los agentes encontraron los cadáveres de 22 personas una vez que pudieron acceder a la vivienda, mientras tres personas pudieron escapar con heridas leves.

Todos los residentes eran empleados de un restaurante cercano en el que llevaban trabajando más de dos años y procedían de diversos puntos del país y tenían una media de edad de 25 años.

Las autoridades están a la búsqueda de otras personas que también podrían estar implicadas.

En China es habitual que el empleador ofrezca alojamiento a sus trabajadores para compensar los bajos salarios y garantizar que tengan un dormitorio, dado el elevado coste de la vivienda, y en la mayoría de ocasiones los empleados emigrantes viven en dormitorios hacinados con escasas medidas de seguridad.

Minuto a minuto