Fundador:
Miguel R. Valladares García

Jueves 21 Septiembre 2017

Garibay y Macías tienen noche triunfal (FOTOGALERÍA)

Cortan una oreja cada uno, en primera corrida de feria en El Paseo.

Juan Antonio Lee / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los matadores Ignacio Garibay y Arturo Macías “El Cejas”, fueron los triunfadores de la primera corrida de feria al cortar cada uno una oreja, mientras que Sebastián Torre y Fabián Barba se fueron con las manos vacías, ante una lote desigual de la ganadería de José Julián Llaguno.

Una buena entrada registró la Plaza de Toros Monumental El Paseo, en donde abrió la corrida, el rejoneador potosino, Sebastián Torre, ante su enemigo de nombre “Almirante” de 475 kilos, al que le realizó una buena faena, aunque dejo que se le acercarán mucho sus enemigos a su cabalgadura, afortunadamente sin consecuencias, colocó bien rejones de castigo, banderillas y con la hoja de Peral, dejó una estocada contraría, trasera, por lo que tuvo que tomar la espada de descabello para despachar a su enemigo en el primer intento.

Durante su faena, actuaron los Forcados Potosinos, quienes realizaron una muy buena pega, por conducto de su cabo de cara, Axel Alfaro, que dejó venir a su astado para tomar bien del cuello y dejar un grato sabor de boca, con una pega que le muy ovacionada por los asistentes.

IGNACIO GARIBAY (GRANA Y ORO)

En su primer enemigo de la noche, se enfrentó a Juan Colorado de 500 kilos, un enemigo con trapío, con bravura, en la suerte de varas, el astado derribó al picador y en el segundo tercio, el toro hizo por un banderillero, al que afortunadamente no le pasó nada.

Ya en la lidia ordinaria, Ignacio estuvo por encima de su enemigo, con una faena variada, poderosa, buscó meter a su burel a la muleta, lo que al final le valió poder ligarle varias tandas, que culminó con certera estocada, para que el juez le otorgara una oreja.

En el segundo de la noche, le tocó en turno Gladiadores de 602 kilos, un toro que presentó problemas, huidizo, se cansó rápidamente y se refugió en tablas, por lo que Garibay no le pudo hacer nada, lo pinchó una vez, el toro dobló solo y el puntillero lo mató.

FABIÁN BARBA (CELESTE Y ORO)

En el primero de su lote le tocó Bucanero de 505 kilos, fue un toro que de inició regateaba la embestida, quedado, el hidrocálido busca hacerse del toro, lo metió en la muleta, pudo ligarle varias tandas, pero no con el recorrido que se necesitaba, entró a matar y dejó una estocada, ligeramente desprendida, su enemigo dobló y el salió al tercio.

En su segundo en turno, fue Jarrito de 615 kilos, un burel bien presentado, que contrario a su hermano, fue a la muleta, Fabián pudo cuajarle dos tandas, pero por su peso, se empieza a quedar, empieza a tener una embestida incierta, por lo que mata de una estocada hasta las cinta, caída, y tarda en doblar, para despedirse en silencio.

ARTURO MACÍAS (CELESTE Y CABOS EN BLANCO)

Su primer enemigo de la noche fue Consentido de 514 kilos, al que el hidrocálido le hizo una buena faena variada, con varias tandas de derechazos, por naturales vino a menos, fue una buena faena, pero la malogró con la espada, ya que en su primer intento de entrar a matar, pincha, después deja una casi entera, pero no dobla, por lo que tomó la espada de descabello y luego de dos intentos fallidos, le suena un aviso y en el tercer intentó acierta, para salir en silencio.

En el último toro de este festejo, “El Cejas” le toca lidiar a Paco de 510 kilos, que de inicio hace batallar a los banderilleros, por lo que Macías busca con doblones meterlo en la muleta, lo mejor de su faena, fue sus pases ligados de rodillas, que le ovacionaron los aficionados, tuvo poder en su muleta para someterlo, pero después empezó a batallar, por lo que entró a matar dejando una estocada tendida, pero efectiva, que el juez calificó para una oreja.

Minuto a minuto

Toda la sección