Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 17 octubre 2017

Jennifer Lawrence rompe el silencio

Habló del “hackeo” y la difusión de sus imágenes privadas en 2014.

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los Ángeles.- Jennifer Lawrence rompe el silencio sobre la filtración de sus fotos desnudas y un video privado

“Es escalofriante cuando todo el mundo te está juzgando”, ha confesado la actriz estadounidense Jennifer Lawrence a la revista “Vogue” respecto a la filtración de unas imágenes privadas en las que aparecía desnuda, un incidente que tuvo lugar en 2014.

“Creo que la gente vio la piratería como lo que era, un delito sexual. Pero ese sentimiento… aún no he sido capaz de deshacerme de él. Tener tu privacidad violada constantemente no es un problema si eres perfecto. Pero cuando eres humano es aterrador. Cuando mi publicista me llama siempre pienso ¿qué pasa ahora? Y aunque no sé nada vivo temiendo que vuelva a ocurrir”.

Entre noviembre de 2013 y agosto de 2014, diferentes piratas informáticos “hackearon” y publicaron en Internet fotos íntimas de más de 100 celebridades, unas actuaciones ilícitas que forman parte del caso conocido como “Celebgate”.

Entre las víctimas figuran las artistas Selena Gomez, Ariana Grande, Kirsten Dunst o Avril Lavigne. Los representantes de Lawrence tildaron esa difusión no consentida de “una flagrante violación de la privacidad”.

Posteriormente, dos ciberdelincuentes fueron detenidos en relación con el hecho y encerrados en prisiones federales estadounidenses: Edward Majerczyk durante un máximo de cinco años y Ryan Collins alrededor de 18 meses.

La privacidad de Jennifer volvió a ser invadida recientemente, cuando se filtró un video en el que realizaba un baile mientras en estado de ebriedad en un club de Austria.

“Mi mayor temor de todos fue que la gente empezase a pensar que yo trataba de ser sexy”, dijo acerca del video del que surgió la polémica sobre las borracheras de la actriz.

“También parecía que me había quitado la camiseta, pero no era así. Llevaba un top en la parte de arriba. Nunca me quité la camiseta”, explicó. “Cuando salió el video estuve hablando con mis abogados y me preguntaron ‘¿hay algo más que debamos saber? Y yo dije no, todo está en el vídeo”. Y es que la actriz, una de las más cotizadas de Hollywood, no puede vivir sin ser el foco de la prensa. Pero de ahí a hachear su intimidad, hay un paso muy grande.

Minuto a minuto