Fundador:
Miguel R. Valladares García

Viernes 22 Septiembre 2017

Una taza de café para la felicidad

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Una taza de café reúne millones de historias junto a tradiciones ancestrales que datan desde el siglo IX. El origen de los primeros cafetos se dio en el Cuerno de África, más específicamente en Etiopía. Las cabras habrían sido las primeras catadoras de café, ya que un pastor etíope, vio cómo cambiaba la conducta de sus animales al mascar los granos rojos de café, conocidos como cerezas. Esta narración de la aparición del fruto, es divulgada por medio de The International Coffee Organization (ICO), con sede en Londres.

Ya en Norteamérica, su primer poder financiero se asentó en Nueva York, Estados Unidos, y es protagonista del origen de Wall Street en el bajo Manhattan: Bolsa de Nueva York como el Banco de esta ciudad. Hasta hoy, según ICO, los estadounidenses son los mayores consumidores de café y pioneros de la cultura del Latte (mezcla con leche).

Johann Sebastian Bach decía que “sin mi café de la mañana, soy sólo como una pieza dorada y seca de carnero”

Entre los productos primarios, está el café como un importante indicador de la economía de todo el mundo y después del petróleo, una gran fuente de divisas en países en desarrollo. Eso sin contar las oportunidades de empleo para caficultores, procesadoras, tostadoras, medios de transporte y comercializadoras que fijan el precio a cada mezcla, grado de tueste, intensidad y marcas.

Arábica y robusta, son los dos tipos de café que se producen comercialmente, provenientes de países tropicales y una taza de café proporciona entre 200 a 500 miligramos de antioxidantes. ¿Cómo el café ayuda para estar saludables? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el café podría protegernos contra el cáncer. Tomar café con regularidad podría proteger contra, al menos, dos tipos de cáncer”. Además de señalar al café como un “elíxir” que disminuye enfermedades coronarias y trastornos neurológicos.

Por ser medicinal, alegrar el alma, reunir lazos de convivencia, calmar el frío, proporcionar belleza y activar la economía, el café es para la humanidad el origen de las cosas buenas.

Minuto a minuto