Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 19 noviembre 2017

Viuda del activista chino Liu Xiaobo aparece en un video

No se sabía de ella desde el entierro de su marido

DPA
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Liu Xia / Foto: Archivo

PEKÍN (dpa) – La viuda del premio Nobel de la Paz chino Liu Xiaobo, que estaba desaparecida desde el entierro de su marido, asegura en un video de un minuto de duración colgado en YouTube que necesita tiempo para asumir el duelo.

El breve video es el primer signo de vida de Liu Xia desde que los medios estatales mostraron imágenes de la mujer a mediados de julio durante la cremación de su marido. Amigos cercanos de Liu habían señalado a dpa que desde entonces no habían podido hablar con ella y que creían que estaba bajo una fuerte vigilancia.

“Por favor, denme tiempo para el duelo, tiempo para curar mi corazón. Un día estaré en condiciones de encontrarme con todos en buen estado de salud”, dice Liu Xia, de 56 años, en las imágenes colgadas en la noche del viernes y en las que se la ve fumando un cigarrillo sentada en un sofá blanco.

Sus allegados tampoco pudieron contactar hoy con ella, lo que apunta a que no puede moverse con libertad. El video fue colgado en la plataforma por un usuario que ya ha publicado antes propaganda estatal. Como YouTube está prohibido en China, las imágenes van dirigidas claramente al extranjero.

En el mensaje, Liu Xia elogia asimismo a los médicos que trataron a su marido. “Dieron lo mejor de sí”, asegura.

Liu Xiaobo, que murió el 13 de julio a causa de un cáncer en un hospital, había sido condenado en 2009 a 11 años de cárcel por “socavar el poder estatal”. El motivo es que era coautor de un manifiesto ciudadano en el que pedía “un Estado democrático y constitucional”.

Durante toda su vida, el activista luchó pacíficamente por la democracia, los derechos humanos y la tolerancia en China. A causa de ello recibió en 2010 el Nobel de la Paz, lo que indignó al Gobierno de Pekín.

Mientras que su marido pasó los últimos años en la cárcel, su mujer permeció bajo arresto domiciliario en Pekín. Las últimas semanas pudo estar a su lado en el hospital, aunque los dos seguían allí bajo estricta vigilancia. Pese a las protestas de varios gobiernos occidentales, Pekín se negó a permitir que salieran al extranjero para que recibiera tratamiento.

Las autoridades chinas tampoco han accedido a los pedidos internacionales de permitir salir del país a Liu Xia tras la muerte de su marido.

Desde la llegada al poder del presidente chino Xi Jinping, los observadores se quejan de un empeoramiento de la situación de los derechos humanos en China. Se acaban de cumplir además dos años de la detención de unos 300 abogados y activistas de los derechos humanos, de los que algunos siguen aún en prisión. También se sienten perseguidas minorías como las de los tibetanos y los uigures.

Minuto a minuto