Fundador:
Miguel R. Valladares García

Miércoles 20 Septiembre 2017

Remedios caseros para las quemaduras leves

Evita causarte más daño en la piel y solicita la atención de especialistas.

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ni la pasta de dientes ni el hielo son efectivos para tratar las quemaduras que, por accidente o distracción, se producen en el entorno del hogar.

Los pasos para tratar una quemadura en nuestra propia casa sin causarnos más daño del que ya tenemos son muy sencillos.

Accidentes

Todos hemos sufrido alguna vez una quemadura: El brazo que por un despiste toca la plancha caliente, la salpicadura de aceite que cae en la mano cuando estamos friendo algo en una sartén, la pierna que roza el tubo de escape de la moto o una tarde de sol y piscina sin protección.

Lesiones

Ante el insoportable dolor que provocan estas lesiones, el que más y el que menos no lo ha dudado dos veces para recurrir al primer tratamiento casero que se le pasara por la cabeza.

¿O es que nadie ha corrido en busca del tubo de pasta de dientes, mostaza, hielo o clara de huevo para echarse un poco del producto sobre la herida?

Mitos

Por alguna razón desconocida, las quemaduras parecen haber atraído más mitos y remedios de la abuela que otras lesiones derivadas de accidentes domésticos.

Sin embargo, la cuestión es, ¿realmente funcionan estos remedios caseros cuando tenemos una quemadura en la piel?

Pasta de dientes

Remedios de la abuela para quemaduras nada fiables

La pasta de dientes es, sin duda, la solución casera para las quemaduras por excelencia.

Aunque su efecto “frescor” puede aliviar el dolor y refrescar en un primer minstante, es una sensación que durará poco.

La pasta se quedará dura y pegada a la quemadura resecando aún más la piel, y no ayudará a disipar el calor, por lo que no se recomienda su aplicación.

Mantequilla

El efecto refrescante y calmante de la mantequilla, al estar en la nevera, también es transitorio, por lo que su efecto analgésico durará muy poco.

Alternativas

Otros remedios caseros como la cáscara de una papa, el tomate, el vinagre, el alcohol o ¡la lejía!, y sus supuestos efectos antisépticos, calmantes, hidratantes y analgésicos tampoco evitarán la aparición de ampollas y cicatrices, tal y como asegura la sabiduría popular.

Tratamiento simple

Quemaduras que se pueden tratar en casa.

Las quemaduras de primer grado como las solares, producen enrojecimiento de la piel y dolor, y las de segundo grado superficial, con dolor, enrojecimiento, inflamación, ampollas de pequeño tamaño, típicas tras el contacto con elementos sólidos o líquidos calientes generalmente pueden ser tratadas en casa.

Sin embargo, ¡cuidado!

Agua del grifo

Numerosos remedios exóticos prometen curas milagrosas para las quemaduras y sus cicatrices, pero la realidad es que el mejor tratamiento inicial para este tipo de lesiones es algo tan básico como el agua del grifo.

Minuto a minuto