Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 22 noviembre 2017

Denuncian que empresas que construyen el NAICM arrojan lodos tóxicos en Texcoco

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

TEXCOCO, Méx. (EL UNIVERSAL).- Residentes de varias comunidades de Texcoco protestaron en contra de las empresas que participan en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) a las que denunciaron de tirar en socavones del poblado de San Nicolás Tlaminca, lodos que extraen de los terrenos del ex Lago de Texcoco, donde se lleva a cabo el proyecto aeroportuario, pues aseguran que es tóxico, lo que pone en riesgo a la población.

Los vecinos realizaron una marcha que partió de la Escuela Preparatoria de Texcoco (EPT) hasta el palacio municipal a la que se unieron académicos de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh).

“El depositar los lodos tóxicos en los socavones de Tlaminca, que es un área de recarga de mantos acuíferos, eminentemente traerá consecuencias porque las sales y algunos contaminantes se van ir al manto freático y a futuro el agua que consumimos va tener esos contenidos, es decir, va a bajar la calidad del agua y el riesgo de que se lixivien esos materiales tendrá efectos en la salud de los que consumimos el agua en las comunidades de Texcoco”, advirtió José Espino Espinoza, investigador y especialista en suelos de la UACh.

De acuerdo con estudios que han elaborado especialistas de la institución agrícola más importante de América Latina los materiales que se depositan en el poblado de Tlaminca están contaminados con cromo, boro, cloruro y carbonato.

“Lodos tóxicos =Muerte”, “Alto a la contaminación, no a los desechos industriales” y “Pozos de agua contaminados + Cancer”, fueron algunas de las pancartas que exhibieron durante la caminata hacia el primer cuadro de Texcoco.

Frente a la presidencia municipal efectuaron un mitin en el que pidieron a las autoridades locales que encabeza el alcalde morenista, Higinio Martínez Miranda, que intervenga para evitar que las empresas que trasladan materiales de la terminal aérea los lleven hasta esa población texcocana por el riesgo latente de que los residentes contraigan alguna enfermedad.

Los inconformes acusaron a la empresa Urbanum y al comisariado ejidal de esa comunidad de promover el funcionamiento de un sitio para recibir los materiales que se extraen de la zona del ex Lago de Texcoco donde se lleva a cabo el proyecto más importante de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto.

Los lodos, les dijeron a los pobladores, no representarían ningún peligro para los vecinos, por lo que se depositarían en los socavones donde operó durante varios años una mina y hasta afirmaron que el suelo de esa zona se haría fértil para poder utilizarla después para sembrar.

“Es una mentira pues el lodo es de suelo salino sódico que no sirve para producir. Les han vendido la idea de que son suelos productivos y que en uno o dos años van a poder sembrar sus productos, cosa totalmente falsa porque esos suelos para hacerlos productivos se necesitan aplicarles por 30 años, al menos 20 toneladas de estiércol por año”, comentó José Espino.

Las empresas que llevan los materiales al poblado texcocano violan las normas ambientales en vigor, por lo que las autoridades de los tres niveles de gobierno tienen que hacer una visita al lugar para verificar todo el daño que provocan, expusieron los pobladores.

Los vecinos anticiparon que no permitirán que los camiones depositen más materiales en los socavones de San Nicolás Tlaminca.

Minuto a minuto