Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 22 noviembre 2017

Habitantes del “Agarrón” estarían dispuestos a pagar

Ocupan las casas desde hace 15 años y ninguno es propietario legal de los predios

Rosa María Morales / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Matehuala.- Los posesionarios de la colonia el “Agarrón” están dispuestos a pagar sus viviendas, pero como si fueran obras negras, el precio que les dan para la compra-venta es de entre 100 y 200 mil pesos, “no lo valen”, aseguran.

Este diario realizó ayer un recorrido por la Tercera Sección de la Colonia Bustamante, en donde los posesionarios de las 284 viviendas expresaron en su mayoría, que no se niegan a pagar la casa que ocupan desde hace 15 años, aproximadamente, y reconocen que son invasores.

Dicen que tampoco están dispuestos a que los intimiden con que los van a desalojar, “eso no lo vamos a permitir jamás porque nosotros no hemos manifestado que no queremos pagar, pero siempre y cuando no se excedan en el cobro”, afirman.

La Tercera Sección fue una etapa sin concluir, por lo que la mayoría de las casas quedaron en obra negra, “las ocupamos por la necesidad de tener una vivienda, y aquí estamos viviendo desde hace casi quince años”, refirió la señora Cirila Tovar, habitante de uno de los predios.

“Las casas estaban en obra negra, eso no nos importó porque nuestra necesidad era el contar con un techo, teníamos la esperanza de que se solucionaría el conflicto en el sentido de que la empresa Cardinal, que fue la constructora de las casas y que INFONAVIT no se las recibió porque tenían una serie de defectos, nos las vendería a bajo costo porque eran una obra negra, o sea casas incompletas, no tenían ventanas, escaleras, puertas, ni zarpeado”.

LA MAYORíA DE LAS CASAS TIENEN SKY

La totalidad de las casas del Agarrón tienen energía eléctrica, sin embargo, se cuelgan de los cables de energía, la necesidad los obliga a cometer este tipo de acciones porque requieren de electricidad en sus viviendas.

También cuentan con servicio del agua, que también la penuria los obliga a hacer uso conectándose a la red hidráulica, están consientes de que eso está mal, porque mientras no se legalice el terreno, CFE y el Organismo de Agua no les puede otorgar los servicios básicos.

VIVEN HACINADOS

Las casas tiene una media de 5 metros de frente con 10 metros de fondo, son pequeñas, la planta baja es sala-comedor y cocina, y en la planta alta son 2 habitaciones, pero hay hogares en donde viven dos familias bajo estas condiciones, como expresó Uriel Pérez Hernández, “ahí habitan 9 personas, pero hay otras casas en donde habitan 3 familias, viviendo en un espacio muy estrecho porque no tienen hacia donde irse a vivir”.

EL ALCALDE NAVA GóMEZ LES DIO SU APOYO

Para que no los desalojaran de los espacios que ocupan, lo hicieron conscientes de que hay familias con muchos niños, personas de la tercera edad y discapacitados, que al ser desalojados no tendrían en donde vivir. Han tenido varias reuniones con autoridades municipales y nada provechoso se ha sacado de ello, ya que nadie les ha dado una solución definitiva al problema.

Anunciaron que están organizándose para hacer un viaje a la capital del Estado para ir personalmente a la oficina de INVIES, “a fin de informarnos si es posible que se nos apoye y de una vez por todas se llegue a una solución, porque ya han pasado muchos años y ya queremos tener certeza sobre las viviendas que estamos ocupando”.

Asimismo, “cuando son tiempos de campaña electoral nos han visitado tantos candidatos que nos prometen que llegando al poder nos ayudarán, unos ya gobernaron y se fueron y nunca hicieron nada a nuestro favor”.

Minuto a minuto