Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 18 noviembre 2017

Kaspersky lamenta la decisión de EEUU y niega conexiones con el Gobierno ruso

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

MOSCÚ (EFE).- La compañía rusa de seguridad cibernética Kaspersky se manifestó hoy profundamente decepcionada con la decisión de EEUU de prohibir a las agencias gubernamentales usar su software, al tiempo que negó conexiones políticas con el Gobierno de Rusia.

“Teniendo en cuenta que el Laboratorio Kaspersky no tiene conexiones políticas con ningún Gobierno del mundo, estamos profundamente decepcionados con la decisión del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU”, dijo Kaspersky en un comunicado.

Kaspersky se propone suministrar a EEUU “toda la información para demostrar que dicha decisión no tiene fundamento”.

Según la firma rusa, las acusaciones vertidas por las autoridades norteamericanas se cimentan en “afirmaciones falsas y conclusiones incorrectas” sobre la influencia de la legislación rusa en el funcionamiento de Kaspersky y supuestos riesgos políticos.

“La compañía no tiene contactos ni afiliación política con ningún Gobierno, incluido el ruso”, insistió, y destacó que ha mantenido unos altos estándares durante 20 años de trabajo en la industria de la seguridad informática.

Recordó que toda la información que llega a manos del Laboratorio Kaspersky de sus clientes, incluido el tráfico, está protegida, incluido con la ayuda de certificados cifrados.

La nota insiste en que Kaspersky lamenta que una compañía privada pueda ser considerada “culpable sin pruebas bajo la presión de la actual situación geopolítica”, pero se mostró convencida de que la ulterior investigación demostrará que “las acusaciones presentadas con gratuitas”.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EEUU prohibió hoy a las agencias gubernamentales usar el software de la multinacional rusa debido a la posibilidad de que el Kremlin use a esa empresa para espiar a Estados Unidos.

“El riesgo de que el Gobierno ruso, ya sea por sí solo o en colaboración con Kaspersky, pueda capitalizar el acceso que le otorgan los productos Kaspersky para poner en peligro los sistemas federales de información, afecta directamente a la seguridad nacional de EEUU”, afirmó el DHS.

Los departamentos y agencias del Gobierno de EEUU deben identificar el uso o la presencia de los productos de Kaspersky en un plazo de 30 días para luego, en 60 días, desarrollar planes que permitan la eliminación de esos productos.

La decisión llega unos meses después de que la agencia encargada de las compras del Gobierno, la Administración de Servicios Generales (GSA por su sigla en inglés), retirara a Kaspersky de la lista de empresas a las que puede comprar diferentes tipos de software, como programas antivirus.

Minuto a minuto

Toda la sección