Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 21 noviembre 2017

En apoyo a damnificados cancelan cena del 15 en Querétaro

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La tradicional cena de Independencia quedó suspendida y con ese dinero (más otro tanto) el gobierno del estado comprará casas de campaña y bolsas de dormir para los damnificados por el sismo del jueves; se trata de la celebración que ofrece el Poder Ejecutivo en Palacio de Gobierno, a decenas de invitados especiales, luego de la ceremonia conmemorativa del 15 de septiembre.

El gobernador Francisco Domínguez Servién informó que serán 500 casas de campaña y 500 bolsas de dormir las que enviarán a Oaxaca para apoyar a los mexicanos que perdieron sus hogares a causa del sismo de magnitud 8.2.

“El viernes 15 de septiembre daremos el grito en Palacio de Gobierno para Querétaro, pero la cena que se acostumbraba a dar después del grito a los tres poderes, directores de medios de comunicación, empresarios no se hará; y ese dinero que se iba a gastar en el banquete o convivio se va a destinar para las casas de campaña y bolsas de dormir”, señaló.

Serán más de dos millones de pesos lo que aplicará el Poder Ejecutivo. En entrevista, durante su gira por la Sierra Gorda de la entidad, explicó que la cena tiene un costo menor, por lo que sumaron más recursos para hacer la compra de las casas de campaña.

La noche del martes, el gobierno del estado confirmó que la ceremonia del grito de independencia sí se celebrara, sin embargo, “en consonancia con el Gobierno de la República y como medida de solidaridad con las víctimas de los desastres naturales que se han presentado en el país, no se realizará la convivencia”.

El mandatario estatal no descartó que la medida se tome en los siguientes años de su gobierno para “dar el ejemplo” y destinar el recurso en obras y acciones de beneficio social.

“Ser equilibrado y ser congruentes, sería una buena iniciativa decir ‘ya se suspende definitivamente’ mientras yo esté en la administración, no puedo hablar por quien venga, pero es un buen ejemplo el que damos”.

Se trata de una forma de sumarse a la iniciativa que a nivel nacional, el presidente Enrique Peña Nieto asumió con la suspensión de la cena en Palacio Nacional al argumentar que los esfuerzos del gobierno federal están concentrados en ayudar a las víctimas que lo perdieron todo en el siniestro natural.

Minuto a minuto

Toda la sección