Fundador:
Miguel R. Valladares García

Domingo 24 Septiembre 2017

Grace Kelly: 35 años de la muerte de la princesa

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En 1951 la compañía Disney llevó a la pantalla grande la cinta animada “La cenicienta” basado en el popular cuento infantil, cinco años más tarde el mundo presenciaría este cuento hecho realidad, cuando la actriz Grace Kelly contrajo matrimonio con el príncipe Raniero III de Mónaco.

Kelly, con tan sólo 27 años pasaría de ser una actriz hollywoodense oriunda de Filadelfia, Estados Unidos (12 de noviembre de 1929) a formar parte del principado de Mónaco y ser nombrada su alteza serenísima princesa consorte de Mónaco.

El cuento de hadas para Grace, quien destacó en el cine gracias a su trabajo en filmes como “Crimen perfecto”, “La ventana indiscreta” y “Atrapa a un ladrón” -todas estas de Alfred Hitchcock, quien vio en la rubia a una de sus musas- duró 26 años hasta su fatídica muerte.

Con apenas 52 años, Grace falleció el 14 de septiembre de 1982, al sufrir un accidente automovilístico a bordo de su automóvil, un Rover P6 por una carretera cercana a Mónaco.

Hoy jueves se cumplen 35 años de que la plebeya convertida en Princesa murió y que su legado tanto en la familia real como en Hollywood se mantienen inquebrantables. No en vano hace tres años su vida y obra fue llevada a la pantalla teniendo a Nicole Kidman como la encargada de meterse en la psique de Kelly.

Aquí algunas curiosidades acerca de la rubia predilecta de Kitchcock y ganadora de un premio Oscar a Mejor Actriz en 1954 por su papel en la cinta “La angustia de vivir”.

Tras retirarse de la actuación al convertirse en Princesa, Kelly buscó regresar a la actuación y parecía que el indicado sería Alfred Hitchcock, quien le propuso actuar en “Marnie”, algo que no pudo realizar ya que el pueblo de Mónaco no quería ver a su princesa interpretando a una ladrona, ni siendo el interés amoroso de Sean Connery.

La misma autopista en la que la también actriz perdió la vida fue la misma en la que años atrás ella junto a Cary Grant hacen un picnic en la cinta “Atrapa a un ladrón”.

Algunas teorías apuntan a que el accidente por el que murió pudo ser causado por un derrame cerebral que sufrió mientras conducía.

Tras su boda con el príncipe Raniero III de Mónaco todos sus filmes fueron prohibidos en Mónaco por orden del principado.

Hasta el momento, el vestido que Grace Kelly portó en su boda es el más caro que la diseñadora de MGM Helen Rose ha diseñado.

Además de ser querida por su pueblo, la princesa fue la favorita de muchos de sus colegas, como Cary Grant, quien la nombró su co-estrella favorita. Amigos y familiares de Grant señalaron que tras la muerte de Kelly el actor sufrió más que cuando murieron Louis Mountbatten, Alfred Hitchcock o Ingrid Bergman.

Las rosas eran las flores favoritas de Grace, razón suficiente para que luego de su funeral, el Príncipe Rainiero mandara construir un jardín de rosas en Mónaco.

Para conmemorar el décimo aniversario de su muerte, en 1992 Estados Unidos y Mónaco lanzaron simultáneamente un sello en su honor. Como los sellos americanos no pueden representar a Jefes de estado extranjeros, se lanzó con el nombre de Grace Kelly, mientras que Mónaco los lanzó con la inscripción Princesa Grace.

El único Oscar que la princesa consiguió fue por su trabajo en “La angustia de vivir”, cinta que primero se le había ofrecido a Jennifer Jones, quien lo tuvo que rechazar por su embarazo.

El mismo año que Grace había sido nominada también competía Judy Garland por el filme “Ha nacido una estrella”, tras ganar Kelly, Hedda Hopper informó que ambas estuvieron cerca del empate y que Kelly ganó por solo 6 votos. Esto causó una angustia en Judy Garland, la cual nunca superó.

La inscripción de su tumba en la catedral de Mónaco no se refiere a ella como princesa, lo hace como esposa del príncipe, algo tradicional en la Casa Grimaldi.

Minuto a minuto