Fundador:
Miguel R. Valladares García

Jueves 21 Septiembre 2017

Realidad desmiente a delegado del IMSS

Pacientes y sus familiares denuncian maltrato y desabasto de medicamentos

Verónica Galván / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Mientras el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Sigona Torres, sostiene que el abasto de medicamentos está entre el 98 y el 100 por ciento, los derechohabientes señalan que además de que no les surten sus recetas completas, la atención es pésima.

Dijo el funcionario que “la falta de medicamentos quedó en la historia” y que de acuerdo a la encuesta nacional realizada por la empresa Berumen y Asociados de la Ciudad de México y la cual se realiza tres veces al año, “el surtimiento es excelente”.

Puntualizó el funcionario que el Hospital de Ciudad Valles ha ido avanzando, “pues una de las preguntas de la encuesta es sobre la satisfacción del usuario y hace tres años el 71% de los entrevistados decían estar satisfecho y en junio acabamos de tener el 86% de respuesta positiva”. El día en que se aplicó la encuesta, señaló, el 100% de los derechohabientes, recibió todas sus medicinas y presumió que en el IMSS-Prospera la calificación nacional fue del primer lugar en recetas surtidas.

Afuera del Hospital del IMSS, familiares de hospitalizados manifestaron su inconformidad. Flor Tovar, dijo que los empleados de Urgencias son déspotas y no atienden a los pacientes como debe de ser porque les falta personal. “Hace poco traje a mi madre muy enferma y con fuertes dolores de estómago y me dijeron que me la tenía que llevar porque no se le notaba que estuviera enferma. La llevé con un médico particular y el IMSS no me repuso ese dinero. Mi mamá sí estaba grave”.

“Las asistentes se la pasan limándose las uñas, mientras que los enfermos están muriéndose. ¡Les vale madre! Mi mamá está entubada porque se le complicó su enfermedad”, refirió.

Señala además que los vigilantes no saben tratar a la gente y carecen de conocimiento en materia de derechos humanos.

Otra usuaria dijo que no está satisfecha con la atención. Dijo que desde el lunes llegó al IMSS y no ha podido descansar, “ya traigo mis pies hinchados y no nos dejan ni acostarnos un momento en el piso. Somos de un rancho de Tamazunchale que se llama Pemucho y no tenemos familiares en Valles que nos ayuden a cuidar a nuestro padre internado”.

Minuto a minuto