Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 23 octubre 2017

“Diezmo” de partidos, a afectados de sismos

Iglesia cuestiona derroche de recursos públicos de las organizaciones políticas y de los candidatos.

Sergio Marín / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La iglesia católica potosina, consideró tras las afectaciones provocados por el movimiento sísmico, que sería una falta contra la patria y un delito, destinar 68 mil millones de pesos para una campaña política cuando existen tantos hogares destrozados y ver que el patrimonio de muchos mexicanos se ha hecho polvo, por ello propuso que el 10 por ciento de esa cantidad se destine al proceso electoral y el resto a la reconstrucción de las diferentes ciudades del país.

Su vocero Juan Jesús Priego Rivera reiteró además el llamado a los diferentes funcionarios públicos a donar parte de su sueldo en favor de las personas damnificadas y que al menos las campañas políticas sean históricamente las más austeras, porque ahora los mexicanos tenemos otras necesidades.

“No quisiéramos darle a los partidos lo que es de los mexicanos, ante estas catástrofes naturales que han azotado a nuestro país…si dejamos el 10 por ciento para campañas y el resto para reconstruir a México, votarían con más gusto; en cambio lo contrario, el pueblo se sentiría una vez más desilusionado y no va a asistir a las urnas”, expuso el sacerdote.

El vocero del Arzobispado informó que se sumarán al apoyo de los afectados mediante donaciones a la cuenta de Cáritas Mexicana 0123456781 de Bancomer a efecto de que se destinen apoyos económicos que atiendan directamente la necesidad de las personas que han perdido su patrimonio.

Finalmente tras dar lectura a un documento enviado por la Conferencia del Episcopado Mexicano a todas las arquidiócesis de México, en el que se lamenta el dolor y la crisis que vive nuestro país, Priego Rivera dijo que se trata de un momento en que no solamente se debe reconstruir el espacio físico de un inmueble, sino el de la vida política y social, así como ayudar a un nuevo tejido social que está descompuesto.

Minuto a minuto