Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 23 octubre 2017

María devasta Puerto Rico

El poderoso huracán destruyó cientos de hogares, dejó sin luz a miles y causó inundaciones.

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

San Juan.- El huracán más poderoso que ha golpeado a Puerto Rico en más de 80 años destruyó cientos de hogares, dejó sin electricidad a toda la isla y provocó fuertes inundaciones el miércoles en una embestida que podría hundir al territorio en una mayor crisis financiera.

María dejó al menos a nueve personas muertas en el Caribe, tocó tierra el miércoles por la mañana en la localidad costera de Yabucoa mientras el huracán tenía fuerza de categoría 4, con vientos de 250 kilómetros por hora.

Se pronostica que azote a la isla con población de 3,4 millones de personas con vientos mortales durante 12 a 24 horas.

“Una vez que logremos salir, vamos a encontrar nuestra isla destruida”, dijo Abner Gómez, director de manejo de emergencias. “La información que hemos recibido no es alentadora. La tormenta ha destruido todo en su camino”, agregó.

Es la segunda ocasión en dos semanas que Puerto Rico experimenta la furia de un huracán.

No hay reportes por el momento de muertos o lesionados.

Mientras María se acercaba a la isla, derribó torres de telefonía celular, tumbó árboles y provocó fuertes inundaciones, al dejar caer 50 centímetros de lluvia hasta el momento. Se informó que había inundaciones extensas, con decenas de automóviles sumergidos hasta la mitad en algunas zonas y muchas calles convertidas en ríos.

La gente que llamó a estaciones de radio reportó que las puertas habían sido arrancadas de sus bisagras y que un tanque de agua voló lejos. Felix Delgado, alcalde de la ciudad costera Cataño, contó a The Associated Press que el 80% de las 454 casas en un vecindario conocido como Juana Matos estaban en ruinas. La comunidad pesquera de la bahía de San Juan fue golpeada por una marejada de más de 1,5 metros, de acuerdo con el alcalde.

“Pasarán meses y más meses para que no podamos recuperar de esto”, señaló.

Incluso antes de que la tormenta llegara a Puerto Rico, el sistema eléctrico de la isla estaba fallando y su situación financiera estaba grave, se dijo.

El gobernador Ricardo Rosselló pidió a las personas que mantuviera la fe: “Somos más fuertes que cualquier huracán. Juntos nos vamos a levantar”, afirmó.

Minuto a minuto