Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 23 octubre 2017

Rusia trata de evitar extradición de hacker a EEUU

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

MADRID (AP) — Las autoridades rusas han solicitado a España la extradición de un presunto hacker buscado por Estados Unidos, en la acción más reciente por parte de Moscú para evitar que supuestos criminales cibernéticos sean juzgados en suelo norteamericano.

Pyotr Levashov, de 37 años, es considerado uno de los mayores responsables mundiales en el envío de correos basura. Su detención en abril, cuando se encontraba de vacaciones con su familia en Barcelona, fue solicitada por Estados Unidos, cuyas autoridades lo buscan por los supuestos delitos de fraude e intervención de comunicaciones electrónicas sin autorización.

La abogada de Levashov, Margarita Repina, dijo el viernes a The Associated Press que Rusia presentó la víspera su solicitud de extradición ante las autoridades españolas horas antes de que un tribunal en Madrid celebrase una vista para decidir si procede su entrega a Estados Unidos.

La embajada rusa en Madrid no respondió de forma inmediata a una solicitud de información por parte de AP.

La vista en la Audiencia Nacional de España fue aplazada el viernes poco después de comenzar cuando la defensa alegó que la petición estadounidense de entrega estaba motivada políticamente.

Las autoridades estadounidenses han vinculado a Levashov, a través de su alias “Peter Severa”, a una serie de potentes “botnets”: redes de computadoras secuestradas virtualmente para enviar miles de millones de correos basura.

Su detención se enmarcó en una serie de operaciones iniciadas por Washington en el último año para capturar a supuestos delincuentes cibernéticos rusos fuera de su país. Rusia no tiene tratado de extradición con Estados Unidos.

Estas acciones se producen en coincidencia con las acusaciones a las que se enfrentan políticos estadounidenses de que hackers vinculados al Kremlin interfirieron en las elecciones del país para ayudar al actual presidente, Donald Trump.

Vestido con pantalones vaqueros y calzado deportivo negro Levashov habló al tribunal a través de una intérprete y dijo que no quería ser extraditado porque teme torturas y por su propia vida una vez que haya llegado a suelo estadounidense.

El tribunal fijó otra vista para la próxima semana a raíz de que la defensa presentó documentación con la que pretende demostrar que Levashov tuvo acceso a secretos de Estado durante sus estudios universitarios y cómo está capacitado para operar misiles en Rusia.

El choque de solicitudes de extradición se ha dado también en casos recientes de otros ciudadanos rusos. Ocurrió con Evgeny Nikulin, un hacker acusado por Estados Unidos de infiltrarse en redes profesionales como LinkedIn, y con Alexander Vinnik, buscado también en ese país como supuesto líder de una red de lavado de dinero digital.

Nikulin, que fue detenido en octubre en un restaurante de Praga, ha sido objeto de un tira y afloja entre el FBI -que quiere juzgarlo en Estados Unidos por ataques informáticos vinculados a grandes fugas de datos- y Rusia, que lo reclama por un delito mucho menor.

El abogado de Vinnik, Xanthippe Moyssidou, explicó que el ciudadano ruso -detenido en julio en el norte de Grecia y buscado por Estados Unidos por acusaciones de fraude con bitcoins por más de 4.000 millones de dólares- también ha sido reclamado por Moscú.

Vinnik lucha contra la extradición a Estados Unidos, pero Moyssidou dijo que su cliente estaba dispuesto a regresar a Rusia.

Minuto a minuto