Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 20 octubre 2017

“Doctores payaso” alegran el albergue

Por el temor, la ayuda sicológica después del terremoto es necesaria, sobre todo para niños.

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México.- El Centro Deportivo Benito Juárez, en la colonia Santa Cruz Atoyac, es el hogar temporal de más de 450 personas, de acuerdo con la última lista disponible. Roberto Ruiz, encargado de Comunicación Social del albergue, informó que el número seguirá creciendo y que entre quienes habitan el lugar, cuyos gimnasios están repletos de colchonetas y cobijas, se encuentran 40 o 50 niños.

Los más pequeños reciben pelotas, coches, muñecas y osos para entretenerse. Salen a la cancha de futbol con sus padres o con voluntarios a jugar y a olvidar el sismo por un rato. Los niños lo tienen presente. Iliana Yaravi Hernández cuenta cómo su hijo Bruno, de cinco años, se despierta de golpe en la noche para preguntar si está temblando. “Mi hijo se ‘apanica’ demasiado, se pone a llorar y le da hasta vómito. Tiene una crisis como de asma, se ha hecho pipí en la noche y no duerme”, relata.

Por el temor, la ayuda sicológica después del terremoto es indispensable. La organización Doctor Payaso, que normalmente se dedica a realizar visitas hospitalarias en la Ciudad de México y Veracruz, acude al albergue de la delegación Benito Juárez con el propósito de aliviar el miedo y escuchar a la gente.

La Doctora Avestruz considera que “la reconstrucción emocional que viene será el problema más grande. Tenemos que empezar a atender, dándonos un poco de amor y de ahí México va a salir adelante”. Otra payaso, la Doctora Listones, sabe que las personas afectadas por el sismo pueden tomar algunas medidas para su bienestar emocional.

Minuto a minuto

Toda la sección