Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 23 octubre 2017

En duda, resultado de estufas ecológicas

En uso, sólo 52 por ciento de las instaladas; el 11 por ciento fue para usuarios “fantasma”: estudio.

Jaime Hernández / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un estudio académico sobre los resultados del proyecto de estufas ecológicas del gobierno del estado revela que sólo el 52% de las estufas instaladas en la entidad sigue funcionando y en el 11% de los casos, los presuntos beneficiarios no fueron encontrados. Además, se descubrieron limitaciones en los resultados del proyecto para el que esta administración ha invertido 41 millones de pesos en los dos años de esta administración estatal.

De acuerdo a la Evaluación Integral del Programa de Estufas Ecológicas en San Luis Potosí y Propuesta de Intervención, elaborado por varias instituciones académicas, entre las que están el Colegio de San Luis y la UASLP, el proyecto no ha tenido resultados significativos ni en la reducción de daños a la salud de los usuarios ni en el abandono de la leña como combustible.

El documento señala que, pese a la entrega de las estufas, que se inició en el gobierno de Fernando Toranzo Fernández, en muchos hogares se continúa usando el fogón tradicional.

“En muchos de los casos”, señala el documento, “las nuevas estufas no son adoptadas, son abandonadas o son utilizadas de manera inconveniente por los usuarios”.

La revisión de resultados encontró que, a noviembre del año pasado, sólo se encontraban funcionando el 52% de las estufas entregadas por el DIF Estatal. El resto presentaban desgaste mayor, fueron destruidas o en condiciones que comprometen su funcionamiento

También se encontró que en el once por ciento de los casos, las viviendas donde presuntamente se entregaron las estufas no pudieron ser localizadas.

En el 23 por ciento de los hogares que sí fueron ubicados, las estufas ya no existían.

El estudio concluye que “existe abandono y desuso de las estufas ecológicas en gran medida, por falta de capacitación, errores en la implementación y porque los diseños no cumplen con las expectativas de las beneficiarias”.

Minuto a minuto