Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 20 octubre 2017

Críticas de Trump incitan más protestas en la NFL

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

DENVER.- Los soeces críticas del presidente Donald Trump para que los dueños de equipos de la NFL despidan a los jugadores que se arrodillen durante el himno nacional solo han servido para incitar más protestas de los jugadores en lugar de apaciguarlas.

Más de un centenar de jugadores se hincaron, sentaron o levantaron sus puños en gesto desafiante el domingo. Hace una semana, solo cuatro se quedaron sentados y dos levantaron los puños.

Tom Brady sobresalió dentro de los jugadores de los Patriots de Nueva Inglaterra que unieron brazos en muestra de solidaridad en Foxborough, Massachusetts. Jugadores, entrenadores, propietarios y ejecutivos por igual aprovecharon la interpretación del himno nacional para mostrar su solidaridad, en desafío a las críticas de Trump.

Los comentarios de Trump hicieron que la ceremonia de los himnos -usualmente reservada para espacios de comerciales- fuera un momento imperdible en las transmisiones.

Von Miller, el baluarte defensivo de los Broncos de Denver, figuró entre la mayoría de jugadores del equipo que se arrodilló en Buffalo, donde el running back de los Bills LeSean McCoy optó por hacer estiramientos durante el himno.

En Detroit, Rico Lavelle, encargado de la interpretación, puso una rodilla en tierra cuando pronunció la palabra “valientes”, última del himno. Agachó la cabeza y levantó un puño.

Christopher Johnson, presidente y director general de los Jets, consideró un “honor y un privilegio permanecer unidos, codo a codo, con nuestros jugadores hoy, durante el himno nacional” en East Rutherford, Nueva Jersey. El hermano de Lavelle, Woody, es embajador en Inglaterra y uno de los más fervientes simpatizantes de Trump.

Algunos jugadores de ambos equipos y el propietario de los Jaguars, Shad Khan, no se hincaron, pero permanecieron de pie con los brazos unidos durante la interpretación del himno estadounidense y del himno nacional de Gran Bretaña, “Dios salve a la Reina”. Ningún jugador se arrodilló durante la interpretación del himno nacional británico.

En una declaración escrita, Khan señaló que fue un “privilegio” acompañar a sus jugadores durante el himno.

“Me reuní con los capitanes de nuestro equipo antes del partido para expresarles mi apoyo, a todos los jugadores de la NFL y a la liga tras los divisivos y polémicos dichos del presidente Trump, y me honró unir brazos con ellos”.

Dueños de varios equipos rechazaron los ataques de Trump, entre ellos Robert Kraft, de los vigentes campeones Patriots de Nueva Inglaterra.

“Estoy profundamente decepcionado por el tono de los comentarios del presidente el viernes”, dijo Kraft, quien ha sido un firme simpatizante de Trump.

Minuto a minuto

Toda la sección