Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 23 octubre 2017

Desastres afectan las remesas

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

CIUDAD DE MÉXICO.- El buen desempeño de las remesas pudo haberse opacado en agosto por el huracán “Harvey”, que azotó Texas, y por los incendios forestales en California, ambos en Estados Unidos.

Texas y California son dos de los estados de la Unión Americana de donde más remesas envían a México.

Ahí se concentra la fuerza laboral de mexicanos. Desde California llegan casi 8 mil millones de dólares de remesas y de Texas, 4 mil millones.

Junto con Illinois, representan 50% del total de recursos que se envían del otro lado de la frontera norte a miles de hogares mexicanos, muchos de ellos en Oaxaca y Chiapas, entidades afectadas por el sismo de 8.2 grados que las sacudió el 7 de septiembre y que dejó grandes daños en municipios como Juchitán, que recibió 2.5 millones de dólares de remesas entre abril y junio de este año, según datos del Banco de México (Banxico). En ese entorno, las remesas se necesitarán para restablecer la economía familiar en esas regiones.

Se espera que los inmigrantes mexicanos que dejaron de trabajar días por huracanes e incendios forestales, se recuperarán para apoyar a sus familiares que perdieron su casa o negocio por los sismos de septiembre. Analistas estiman que el impacto de estos fenómenos de la naturaleza serán transitorios y que no modifican sus proyecciones de dichos flujos.

En los Criterios Generales de Política Económica 2018, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anticipa que el ingreso por remesas este año será de más 28 mil millones de dólares, monto mayor al que espera.

Minuto a minuto