Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 22 octubre 2017

“Frida” se llevó la noche… (FOTOGALERÍA)

Redacción / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

En el duelo de anoche entre las selecciones de México y Trinidad y Tobago, en el estadio “Alfonso Lastras”, afición y medios vitorearon a “Frida”, la perrita rescatista que ha conmovido a todo México.

Heroína de cuatro patas, la perrita raza labrador color dorado de ocho años de edad fue objeto de un homenaje junto a representantes de los rescatistas que arriesgaron sus vidas por ayudar a las víctimas del sismo del pasado 19 de septiembre, que azotó a la Ciudad de México, Morelos y Puebla, entre otros.

Todos los ojos estuvieron sobre ella. Ataviada con su visor, su pechera de la Marina y su correa, la gente la reconoce al momento de aparecer sobre la cancha del “Alfonso Lastras”. “¡Ahí está Frida!”, gritan y de inmediato aplauden cantando su nombre.

La ceremonia es larga pero emotiva. La banda de La Marina entona el “Cielito Lindo” que es cantado por todo el estadio, al igual que el himno nacional, acompañado del despliegue de una enorme bandera.

El acto se cierra con el desfile de “Frida” y su binomio, quien lleva el uniforme del Tri, acompañados de elementos de La Marina, Cruz Roja y del Ejército. Los jugadores de la Selección Mexicana les entregan una camiseta conmemorativa del partido, a manera de reconocimiento por su labor. La gente aplaude conmovida y grita “¡Frida!”.

El juego comienza y la afición sigue alabando las cualidades de la perra, y sólo la olvidan cuando el portero de Trinidad y Tobago despeja… ahí viene el “Eeeh, México” y el “Eeeh, pu…”.

Pero todo eso se olvida cuando “Frida” movía la cola…. Ella es la reina de la noche… La heroína de la película. Una perra que para muchos desvió la atención de los medios y que para otros es un símbolo de unidad en momentos de desolación.

Emotiva ceremonia previa al partido

El reconocimiento para todos aquellos que participaron en las labores de ayuda tras el sismo del 19 de septiembre, hizo olvidar de nueva cuenta el futbol. Una enorme bandera de nuestro país fue desplegada en la cancha antes de guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas y de entonar el himno nacional. La perrita “Frida” fue apapachada.

Minuto a minuto

Toda la sección