Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 10 diciembre 2017

Huesos sanos en tu organismo

Evita la pérdida de masa ósea.

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Es especialmente en la menopausia cuando nuestros huesos pierden mucha masa ósea y si no seguimos una serie de cuidados, tenemos un riesgo mucho mayor de que se produzca la temida osteoporosis.

Estrógenos

Con la menopausia nuestro cuerpo deja de producir estrógenos, una hormona que ayudará a que los huesos estén fuertes y no pierdan masa ósea.

Ostopenia

Los huesos pierden calcio a una velocidad mayor que la que el cuerpo es capaz de regenerar, y primero se puede producir la osteopenia, que es la disminución de la masa ósea, e incluso llegar a la osteoporosis, cuando ya la pérdida de masa ósea es

muy importante.

Cuidaddos

Cuando antes tomemos medidas para evitar esta pérdida de calcio en los huesos menor será el riesgo de producir osteoporosis.

Cuando las mujeres van llegando a la edad de la menopausia, éste es un mensaje muy repetido, pero aun así tenemos que mejorar una serie de cosas.

Para tener unos huesos sanos y fuertes debemos de combinar estos cuidados y sí, digo combinar, porque de poco sirven

por separado.

Dieta sana

Una dieta sana y equilibrada.

Evidentemente esto no sólo va a ayudar a los huesos, sino que evitará muchos otros problemas de salud como pueden ser la obesidad, la diabetes, la hipertensión, etc., pero hoy nos vamos a dedicar a los cuidados dietéticos para mejorar la densidad ósea de los huesos.

Nutrientes

Para conseguirlo hay dos nutrientes esenciales que debemos ingerir en cantidades adecuadas, el calcio y la vitamina D.

Calcio

El calcio, un aliado en nuestra dieta.

El calcio es necesario para que el corazón, los músculos y los nervios funcionen de manera adecuada, así como para mantener una correcta coagulación de la sangre.

La ingesta insuficiente de calcio contribuye de manera importante a la osteoporosis.

Ingesta

Existen tres periodos en la vida de las mujeres donde es importante aumentar la ingesta de calcio, la pubertad, el embarazo y la menopausia.

Las mujeres a partir de los 50 años requieren una ingesta de Calcio de 1200 mg al día.

Aportación

En la sociedad occidental asociamos el calcio solo con los lácteos, pero existen muchos otros alimentos que aportan una gran cantidad de calcio y que debemos de tener presentes.

Verduras verdes

Las verduras de hoja verde son una de las fuentes más importantes de calcio, sobre todo las verduras de la familia de las coles o berzas que son muy nutritivas desde el punto de vista de su aporte de calcio.

También podemos encontrar gran cantidad de calcio en la soja y las legumbres, así como en pescados como la anchoa, la sardina o el salmón y en los mariscos.

El tofu y el huevo también son alimentos ricos en calcio.

Minuto a minuto