Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 22 octubre 2017

Consorcio ruso presenta vehículo eléctrico que se opera desde el smartphone y es plegable

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Especial

La empresa rusa OCSiA lanzó la producción en serie de un nuevo medio de transporte, apodado ‘smartjet’, parecido a una motocicleta eléctrica.

“Difiere de sus antecesores como lo hace un iPhone de los móviles con botones”, aseguró el jefe del consorcio estatal Rusnano, que participó en el proyecto.

OCSiA es una empresa internacional rusa, fundada en Novosibirsk (unos tres mil kilómetros al este de Moscú), especializada en la producción asequible de nanotubos monocapa de carbono.

Entre las características físicas de este material se destaca la alta conductividad, especialmente útil en los vehículos eléctricos.

Al presentar la fotografía del ‘smartjet’, en su cuenta de Twitter, desarrollado bajo la marca UJET, el director de Rusnano, Anatoli Chubáis, explicó varias de las características técnicas del aparato.

El gerente declaró que la relación coste de energía por kilogramo de carga hace de UJET “el medio de transporte individual más sofisticado del planeta”.

Para lograrlo, de acuerdo con Chubáis, se usa una batería con mayor densidad que la de los Tesla, neumáticos con nanotubos y materiales compuestos ligeros.

El UJET puede viajar entre 80 y 160 kilómetros, según la batería elegida, a una velocidad de 45 kilómetros por hora.

Además, el vehículo tiene una alta conectividad con el ‘smartphone’ del usuario: todas las funciones de la moto están disponibles desde el móvil.

UJET se mueve “sin producir ningún sonido” y además es plegable: se puede trasladar el aparato “como si fuera una pequeña maleta a ruedas”, afirmó el gerente.

El proyecto del ‘smartjet’ es internacional, afirmaron los fundadores de OCSiA en una entrevista con el portal ruso Popmech.

Si bien el concepto y las tecnologías de los nanotubos, ampliamente presentes en el UJET, se originaron en Rusia, en el diseño industrial del aparato participaron ingenieros alemanes y diseñadores italianos: en total, especialistas de 12 países formaron parte del proyecto.

La empresa planea comenzar con las ventas en la UE a finales de 2017 y luego llegar a Estados Unidos y Asia, regiones proclives a adoptar un innovador vehículo eléctrico.

Según la calculadora disponible en la página web del UJET, el precio en la fase inicial de las ventas podría llegar a los ocho mil 690 euros.

De conseguir éxito y con un aumento de la demanda, no se excluye que el valor disminuya en el futuro.

Minuto a minuto