Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 22 octubre 2017

Desconfío del periodismo de causa: De Mauleón

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“Yo desconfío mucho del periodismo de causa, yo creo que la función del periodismo no es alcanzar la paz, sé lo que esto provoca en comunidades, pero yo desconfío del periodismo que tiene otro fin que no sea el de informar”, señaló el periodista Héctor de Mauleón durante el diálogo que sostuvo con su colega colombiano, Alberto Salcedo Ramos, durante la clausura del Encuentro Internacional de Periodismo por una Cultura de Paz.

La tarde de ayer miércoles, en el Centro Cultural El Rule, De Mauleón dijo que la función del periodismo no es otra más que informar. “Yo cuando escucho periodismo para la paz se me enchina la piel. Desde luego que creo en la paz, desde luego que creo que esta guerra que está viviendo el país es una guerra equivocada. Creo que contar ese horror y describirlo es mucho más efectivo que enfrentarlo con una consigna intentando convencer de otra cosa”.

El columnista de EL UNIVERSAL aseguró que poder narrar de la manera más objetiva posible estos sucesos hace que haya una conciencia que de otro modo el periodismo de consigna, el periodismo militante, el periodismo que levanta el puño y grita junto con otros 40 las mismas cosas no logra.

Héctor de Mauleón dijo que si sumamos los 120 muertos de Calderón y los más de 100 mil que van de Peña Nieto, estamos hablando de 220 mil muertes, que no tienen sentido pues se podría haber evitado de una manera muy simple: legalizando la droga, quitándole el poder económico a los narcos y dejándolos sin su entrada de ingresos principales.

“En Colombia fueron 250 mil muertos para que empezara a apagar la espiral de violencia, nosotros estamos a 20 o 30 mil de alcanzar esa suma si no es que ya la alcanzamos, y la verdad es que en el horizonte no se ve el final”, señaló el también subdirector de la revista Nexos.

Alberto Salcedo Ramos dijo que a él tampoco le gusta eso del periodismo de causa, el periodismo con apellido; y también descree un poco de ese tipo de periodistas que a veces usan una puerta giratoria entre la información y el activismo, y a veces no sabe uno si es periodista o es activista.

“Me parece que el activismo es absolutamente respetable, no tengo nada contra el activismo, pero sí creo que debe haber un lindero muy claro entre lo que es ser un periodista y ser un activista. Son dos actividades totalmente diferentes y a menudo antagónicas. Nuestra preocupación no es hacer la paz, nosotros no hemos hecho la guerra por lo tanto no tenemos que hacer la paz, nosotros tenemos que cubrir lo que hay y tratar de que la gente lo entienda”, afirmó el autor de La eterna parranda.

Salcedo Ramos aseguró que el periodismo tiene responsabilidades, una de ellas es no victimizar al que ya ha sido víctima, es decir, no escupir sobre la dignidad de las víctimas, “eso suena muy obvio pero hay que recordarlo porque a menudo se vive atropellando esa dignidad de las víctimas”.

Su apuesta está en la idea de que el periodismo debe hacer un esfuerzo para entender y hacer que la gente entienda. “Pero a menudo lo que vemos es lo contrario, lo que vemos es un periodismo frívolo que se queda en la epidermis y que no trata de profundizar en las causas de la guerra”.

El Encuentro Internacional de Periodismo por una cultura de Paz fue organizado por la Secretaría de Cultura en colaboración con el colectivo LetraXLetra, en el marco de la XVII Feria Internacional del Libro Zócalo 2017. En la jornada de ayer también participaron Carina Pérez García, de NVI Noticias de Oaxaca, y Daniela Rea, integrante de la Red de Periodistas de a Pie, quienes conversaron sobre “No sólo las malas noticias son ‘buenas noticias’”.

Minuto a minuto

Toda la sección