Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 19 octubre 2017

EEUU se retira de la UNESCO por supuesta “tendencia anti-Israel”

El gobierno estadounidense dejó de pagar sus cuotas después de que la organización incluyó a Palestina como miembro en 2011

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Estados Unidos anunció hoy oficialmente su decisión de retirarse de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y su deseo de establecer una misión permanente como país “observador” ante ese organismo.

Estados Unidos dejó de financiar a la UNESCO después de que realizó una votación en la que decidió incluir a Palestina como miembro en 2011, pero el Departamento de Estado había mantenido una oficina ante la UNESCO en su sede de París mientras intentaba influir en políticas tras bambalinas.

La portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, detalló en un comunicado que la directora general de la Unesco, Irina Bokova, fue notificada hoy de la decisión

Irina Bokova señaló en un comunicado que el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, le ha notificado oficialmente esa decisión, que ella “lamenta profundamente” y considera “una pérdida para el multilateralismo”.

“En el momento en que la lucha contra el extremismo violento pide una inversión renovada en educación y en diálogo intercultural para prevenir el odio, es profundamente lamentable que EEUU se retire de la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de estos asuntos”, consideró la directora.

Estados Unidos mencionó como motivos la necesidad de una reforma y una supuesta “tendencia anti-Israel”.

“Esta decisión no se tomó a la ligera y refleja las preocupaciones de los Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos en la Unesco, la necesidad de una reforma fundamental en la organización y la tendencia anti-Israel continua”, aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

El escueto comunicado del Departamento de Estado no ofrece más explicaciones sobre esos argumentos.

Pese a su retirada como miembro, el Gobierno estadounidense expresó su deseo de establecer una misión permanente como país “observador” ante ese organismo de Naciones Unidas.

El Gobierno de Estados Unidos también indicó a Bokova su deseo de seguir colaborando como Estado observador y “aportar opiniones, perspectivas y conocimientos especializados” sobre cuestiones como “la protección del patrimonio mundial, abogando por la libertad de prensa y promoviendo la colaboración científica y la educación”.

Nauert aseguró que la retirada de Estados Unidos de la Unesco entrará en vigor el 31 de diciembre de 2018, en cumplimiento de los estatutos del organismo.

La decisión se produce cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura vota para elegir un nuevo director esta semana, en una elección tensa eclipsada por los problemas de financiamiento y las divisiones en la agencia sobre la membresía palestina.

Algunos diplomáticos consideraron que la votación para incluir a Palestina fue una prueba de un arraigado sesgo antiisraelí dentro de Naciones Unidas, donde Israel y sus aliados están muy por debajo frente a los votos de los países árabes y sus partidarios.

La UNESCO es mejor conocida por su programa de Patrimonio Mundial para proteger sitios y tradiciones culturales en todo el mundo. La agencia también trabaja para mejorar la educación de las niñas en los países extremadamente pobres y en el campo científico, para promover una mejor comprensión de los horrores del Holocausto y para defender la libertad de los medios de comunicación, entre otras actividades.

Estados Unidos se retiró de la UNESCO en la década de 1980 porque Washington la consideraba mal administrada y porque creía que estaba siendo utilizada para razones políticas. Luego se reincorporó a ella en 2003.

Minuto a minuto