Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 13 diciembre 2017

Suman 16 reos muertos por riña en Cadereyta

ONU llama a las autoridades correspondientes a investigar violencia en el penal de Nuevo León.

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Monterrey, NL.- La cifra de muertos por los disturbios que se registraron en el penal de Cadereyta ascendió a 16, de los cuales falta por identificar tres cuerpos, y permanecen 36 heridos reportados fuera de peligro, informó el gobierno de Nuevo León.

Aldo Fasci Zuazua, vocero de Seguridad, y el procurador de Justicia, Bernardo González Garza, indicaron que 54 internos están siendo investigados como presuntos responsables del amotinamiento, así como de lesiones a otros presos y a la policía.

Sin embargo, las cifra oficial no ha convencido a los familiares de los internos, quienes acusan que hubo más fallecidos por la gran cantidad de detonaciones de arma que se escucharon y acusaron que las autoridades no les han permitido ver a sus parientes o por lo menos hablar por teléfono con ellos, a diferencia del motín anterior en el que se adelantó la visita.

La incertidumbre de no saber la suerte de los presos hizo que este miércoles se presentaran varios conatos de violencia cuando un grupo de familiares, principalmente mujeres, pretendió forzar la entrada del portón de acceso al reclusorio y fue repelido con gases lacrimógenos por la Fuerza Civil que custodia el inmueble.

En tanto, la Oficina en México de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) hicieron un llamado a las autoridades de ese estado a conducirse en una investigación pronta que esclarezca los hechos.

El vocero de Seguridad y el procurador estatal aseveraron que de los fallecidos, 11 eran secuestradores y miembros del crimen organizado; de los muertos, además cinco estaban procesados por otros delitos graves.

Fasci rechazó que los policías hayan incurrido en violaciones a los derechos humanos por haber utilizado armas de fuego y abatir a al menos dos internos, pues argumentó que evitaron la muerte de otros presos y tres custodios que estaban retenidos.

“Se tomaron las medidas que se tenían que tomar. Estamos abiertos a que las organizaciones de Derechos Humanos y la Comisión Estatal, incluso la Comisión Nacional (de Derechos Humanos), nos acompañen en todo este procedimiento”, afirmó.

Minuto a minuto